Belgica (3-2) Japon

Mundial de Rusia 2018 – Octavos de final

Los ‘Diablos Rojos’ se vieron obligados a remontar un 0-2 adverso en la segunda parte. La entrada de Fellaini y el propio Chadli al campo en los últimos minutos resultó clave.

Bélgica no dejó de creer nunca y por eso está en cuartos de final, donde se encontrará con la temible Brasil en unos días. En el partido más emocionante de este Mundial hasta la fecha los ‘Diablos Rojos’ consiguieron neutralizar el 0-2 con el que Japón se avanzó en la segunda parte. Vertonghen y Fellaini pusieron la igualada en el marcador. Chadli fue el encargado de obrar el milagro ya en el tiempo de descuento en una jugada cargada de fe, la que tuvo Courtois para montar el contragolpe tras un saque de esquina en contra ya con el tiempo cumplido. Toda una declaración de intenciones. Esta Bélgica va en serio. No han venido a Rusia de paseo.

No hubo sorpresas en las alineaciones y tanto Bélgica como Japón salieron con todo; el equipo de Roberto Martínez con Kompany, ya recuperado de sus problemas musculares, en el eje de la zaga roja; y el cuadro dirigido por Akira Nishino con su once tipo, el mismo que en la segunda jornada de la fase de grupos sacó un valioso empate contra Senegal.

Prometía ser un baño belga de principio a fin según lo visto hasta ahora en el Mundial, pero el alegre juego de los nipones confundió a Bélgica en el arranque y Kagawa dispuso de un magnífico disparo a los 55 segundos de juego que consiguió meter el miedo en el cuerpo a los ‘Diablos Rojos’.

El susto, sin embargo, despertó a Bélgica de su letargo y De Bruyne y compañía fueron poco a poco entonándose. Hasta hacerse amos y señores del balón. Sin la claridad de otros días en la circulación, pero siempre incisivos, peligrosos. Lukaku protagonizó casi todos los acercamientos belgas sobre la portería de Kawashima. El delantero del Manchester United fue una verdadera pesadilla para la zaga japonesa. Cayó hacia un lado, hacia el otro y fue la referencia para sus compañeros por el centro. Un auténtico dolor de muelas.

Mediado el primer acto, Bélgica ya había encerrado a Japón en su propio campo. A punto estuvo de traducirse en el marcador, pero primero Lukaku no acertó a rematar a bocajarro un centro de Mertens desde la derecha, después Hazard se estrelló contra los puños de Kawashima y, por último, Kompany llegó demasiado forzado para mandar a la red un centro precioso de De Bruyne. Al filo del descanso era Yoshida quien evitaba que la sangre llegara al río del país del sol naciente cortando la trayectoria de un balón del incombustible Hazard que llevaba marchamo de gol. Japón se escapaba con vida al término del primer tiempo.

FICHA TECNICA DEL PARTIDO
Bélgica: Courtois; Meunier, Alderweireld, Kompany, Vertonghen, Carrasco (Chadli, 64′); Witsel, De Bruyne; Mertens (Fellaini, 64′), Hazard; Lukaku.
Japón: Kawashima; Hiroki Sakai, Yoshida, Shoji, Nagatomo; Hasebe, Shibasaki (Yamaguchi, 81′); Haraguchi (Honda, 81′), Kagawa, Inui; Osako.
Goles: 0-1 M. 47 Haraguchi. 0-2 M. 52 Inui. 1-2 M. 69 Vertonghen. 2-2 M. 73 Fellaini. 3-2 M. 94 Chadli.
Arbitro: Malang Diedhiou (Senegal). TA: Gaku (39′).
Incidencias: Partido disputado en el Rostov Arena ante 43.702 espectadores.

LEER LA CRONICA COMPLETA

Brasil (2-0) Mexico

Mundial de Rusia 2018 – Octavos de final

Brasil solo dominó las áreas en un partido demasiado pragmático y sin brillo alguno. Neymar, en su mejor actuación en este Mundial, fue decisivo marcando un gol y dando otro.

Brasil no brilló, no encantó y ni mucho menos enamoró, pero ganó y ya está en cuartos de final. Todo gracias a un Neymar, que por fin marcó las diferencias: hizo el primer tanto como si fuera un delantero centro y dio en bandeja el 2-0 a Firmino cuando el partido expiraba.

Dominando las áreas, el conjunto de Tite desactivó a un México, que tal vez mereció algo más principalmente en el primer tiempo.

Atrás, no hay quien le marque un gol a este Brasil (solo ha recibido uno en cuatro choques) y arriba, cuando Philippe Coutinho no decide, hay Neymar, o Willian, o Firmino, que salió y marcó en casi el primer balón que tocó.

Juan Carlos Osorio avisó que la Tri atacaría y el colombiano no fue de farol. Los mexicanos se presentaron valientes, sin complejos, presionando arriba y colocando hasta nueve integrantes en la zona de ataque, sabiendo que Rafa Márquez estaba de barrendero.

Vela, por la izquierda, y Lozano por la derecha, pinchaban por los flancos, buscando la diagonal y haciendo sufrir a Fagner y Filipe Luis, los dos laterales reserva de Tite. Brasil, sin capacidad de controlar la medular, se convirtió en pasajero en un partido que tenía la obligación de dominar.

La Seleçao estaba perdida, aturdida y tambaleante, a merced de lo que dictaba un México con muchísima personalidad, pero sin punch en el último tercio.

A los brasileños no les quedó otra que cerrarse y achicar espacios, con la solvencia de Thiago Silva y Miranda, la contundencia de Casemiro, y el trabajo defensivo de Paulinho, reculado en el doble pivote.

Hasta el minuto 24, la Canarinha no se sacudió la presión. Neymar entortó a Álvarez y obligó a Ochoa intervenir. Brasil encadenó dos remates seguidos con Gabriel Jesus, tapado por Hugo Ayala y con Coutinho. Fue un aviso. La pentacampeona daba señales de vida.

FICHA TECNICA DEL PARTIDO
Brasil: Alisson, Fagner, Miranda, Thiago Silva, Filipe Luis, Casemiro, Paulinho Fernandinho 79′), Philippe Coutinho (Firmino 85′), Willian, (Marquinhos 91′), Neymar Jr. y Gabriel Jesus.
México: Ochoa, Edson Álvarez (Jonathan Dos Santos 59′), Hugo Ayala, Salcedo, Gallardo, Rafa Márquez (Layún, 45′), Héctor Herrera, Guardado, Carlos Vela, Hirving Lozano y Chicharito Hernández (Jiménez, 60′).
Goles: 1-0 M. 51 Neymar; 2-0 88 Roberto Firmino.
Arbitro: Gianluca Rocchi (Italia).T.A. Filipe Luis (42′), Casemiro (60′); Álvarez (37′), Herrera (54′), Sacedo (77′).
Incidencias: Partido disputado en el Samara Arena (Samara) ante 41.970 espectadores.

LEER LA CRONICA COMPLETA

Croacia (1-1) Dinamarca

Mundial de Rusia 2018 – Octavos de final

Modrid falló un penalti a cinco minutos del final de la prórroga, pero Rakitic resolvió la papeleta en la tanda fatídica. Un inicio fugaz, con dos goles en cuatro minutos, dejó paso a un partido que fue equilibrado y sin un dominador claro incluso en la prórroga.

La lotería de los penaltis terminó por llevar la euforia a toda Croacia. El partido del drama, del engaño que supuso un inicio fulgurante sin continuidad, una Dinamarca casi superior a Croacia y una pena máxima fallada por Luka Modric a cinco minutos del final de la prórroga, se tuvo que decidir en el careo entre portero y jugador, con la historia de los Mundiales picando a la puerta. Tras una tanda fatídica (3-2), con Subasic y Schmeichel inconmensurables, el blaugrana Ivan Rakitic metió a Croacia en los cuartos de final tras un final apoteósico.

Para quienes habían empalmado el España-Rusia con el Croacia-Dinamarca, el arranque del duelo en Nizhny Novgorod fue un chute de adrenalina. Dinamarca dio un susto mayúsculo en el primer minuto de juego, tras un saque de banda de la novedad Knudsen hacia el corazón del área. Jorgensen remachó el cuero suelto tras una serie de rebotes, y Subasic se tragó el 0-1 en una intervención grotesca. Pero la sorpresa duró lo que dura un caramelo en la puerta de un colegio. A renglón seguido, antes de cumplirse el minuto 5, otro jugada ‘pin-ball’ de rebotes y rechaces, esta en el área danesa, generó un vodevil que Mandzukic resolvió empatando a uno.

Con el decimotercer gol más rápido en la historia de los Mundiales y la pertinente respuesta del delantero bianconero, el juego se apaciguó. No obstante, la transición hacia un equilibrio casi total dejó varios acercamientos peligrosos en las áreas. Los de Zlatko Dalic, con disparos desde la frontal de Rakitic y pescando segundas jugadas, avisaron con más claridad que la escuadra de Age Hareide. Pero cuando el descollante Eriksen engrasaba la maquinaria, Dinamarca respondía y también ponía en tensión a los guripas del área de Subasic.

FICHA TECNICA DEL PARTIDO
Croacia: Subasic; Vrsaljko, Lovren, Vida, Strinic (Pivaric, 80′); Rakitic, Brozovic (Kovacic, 71′); Rebic, Modric, Perisic (Kramaric, 97′); y Mandzukic (Badelj, 108′).
Dinamarca: Schmeichel; Dalsgaard, Kjaer, Mathias Jorgensen, Knudsen; Delaney (Khron-Delhi, 98′), Christensen (Schöne, 46′), Eriksen; Poulsen, Cornelius (N. Jorgensen, 67′) y Braithwaite (Pione Sisto, 105′).
Goles: 0-1 M. 2 Jorgensen. 1-1 M. 4 Mandzukic. Tanda de Penaltis (3-2) a favor de Croacia.
Arbitro: Néstor Pitana (Argentina). TA: Mathias Jorgensen (115′).
Incidencias: Partido disputado en el Nizhny Novgorod Stadium ante 52.000 espectadores.

LEER LA CRONICA COMPLETA

España (1-1) Rusia

Mundial de Rusia 2018 – Octavos de final

La selección española se estrelló contra el muro ruso y cayó en la tanda decisiva de los penaltis. Un penalti de Piqué en el primer tiempo permitió empatar a Rusia, que a partir de entonces no dejó fisuras.

España cayó en los penaltis en los octavos de final del Mundial de Rusia. La accidentada competición de la Roja solo podía tener un fatal desenalce y así se produjo. Ignashevich marcó en propia puerta, un inocente penalti de Piqué permitió a los rusos empatar y España, por mucho que dominó, no dispuso de grandes ocasiones. En la tanda final, Koke y Aspas fallaron y De Gea no paró ninguno.

Hierro finalmente se decidió por agitar al equipo, con dos cambios previsibles, los de Nacho y Koke por Carvajal y Thiago, y otro totalmente inesperado, de Asensio por Iniesta. El técnico cambió el dibujo para jugar con un 4-2-3-1 y prefirió que Silva jugara en la media punta antes que el de Fuentealbilla. Por su parte, Rusia salió con centrales y replegado esperando su oportunidad a base de los balones colgados al gigante Zyuba que podían ser recogidos por la segunda línea.

España empezó mandando y obtuvo el gol a balón parado. Asensio sirvió una falta cometida sobre Nacho y Ramos se anticipó a Ignasevich provocado un autogol. Un tanto que el andaluz celebró de forma reivindicativa tras las críticas recibidas. A Rusia le costó reaccionar, mientras la Roja tocaba mansamente el balón. Mucho toque horizontal de la selección y respuesta a fogonazos de los rusos con dos intentos de Zobnin y Golovin.

Los minutos transcurrían sin mayores incidencias hasta que llegó una jugada clave. En un córner, donde Rusia hacía más daño, Piqué saltó con los brazos arriba y, aunque estaba de espalda, interceptó la pelota. El colegiado pitó penalti y Zuybia lo transformó. España se había dejado empatar en una acción absurda un partido que estaba bajo control.

El tanto hizo que la selección pisara el acelerador bajo el mando de Isco que fue el líder del equipo, moviéndose con libertad por todo el campo. Diego Costa por fin apareció en ataque después de estar centrado en defender y obligó a Afinkeerv a intervenir en un par de ocasiones. La selección se fue al descanso con la sensación que había dado vida a un rival al que ya le pesaban el paso de los minutos.

FICHA TECNICA DEL PARTIDO
España: De Gea, Nacho (Carvajal, 70), Piqué, Ramos, Alba, Busquets, Koke, Silva (Iniesta, 66′), Isco, Asensio (Rrodrigo, 103′) y Costa (Aspas, 79′).
Rusia: Akinfeev, Mario Fernandes, Ignashevich, Kutepov, Kudriashov, Zhirkov (Granat, 45′), Kuziaev (Erokhin, 97′), Zobnin, Golovin, Samedov (Cheryshev, 61′); y Dziuba (Smolov, 65′).
Goles: 1-0, Ignashevich, en propia puerta (11′); 1-1, Zyuba, de penalti, (40′). Tanda de penaltis: 1-0, Iniesta; 1-1, Smolov, 2-1, Piqué; 2-2, Ignashevic; Akinfeev para a Koke; 2-3, Golovin; 3-3, Ramos; 3-4, Cheryshev; Aspas, al poste.
Arbitro: Bjorn Kuipers (Holanda). TA: Piqué (40′) / Kutepov (54′), Zobnin (71′).
Incidencias: Partido disputado en el Luzhniki Stadium ante 78.011 espectadores.

LEER LA CRONICA COMPLETA

Uruguay (2-1) Portugal

Mundial de Rusia 2018 – Octavos de final

Los charrúas se impusieron por 2-1 y mandan a casa al cuadro luso. Cavani, autor del doblete, abandonó el campo lesionado.

El partido tomó su rumbo muy temprano. A los 7′ de juego, una combinación letal entre Cavani y Luis Suárez rompió la igualdad. El del Barça le puso en la testa a su compañero un balón perfecto para que solo tuviera que empujarla a merced del arco defendido por Rui Patricio.

A partir de allí, todo fue cuesta arriba para Cristiano Ronaldo y compañía. El astro portugués intentó una y otra vez remates francos al arco, pero la solidez celeste en el fondo le hacía imposible impactar con peligrosidad la valla de Muslera.

Un tiro libre franco se antojaba como la mejor posibilidad para el ‘7’ luso, pero su remate se reventó contra la humanidad de la barrera. Frustrado, como su cobro, así se le vio al merengue en la primera mitad.

En la segunda mitad el campeón de Europa mantuvo la misma tónica, hasta que en el 54′ pudieron romper el infranqueable muro uruguayo. Un cabezazo de Pepe acabó con el récord de 324 minutos de Muslera sin recibir gol en esta Copa del Mundo.

Pero poco le duró la celebración al cuadro dirigido por Fernando Santos. Nuevamente, Cavani frotó la lámpara al 62′ y clavó un remate imposible de atajar para el portero de Portugal, sellando el 2-1 en el marcador.

No obstante, Uruguay es consciente que lo de Cavani hoy fueron buenas y malas noticias. A los goles se les sumará una lesión muscular que se antoja grave, y que posiblemente le sacará del juego en cuartos contra Francia.

El final del juego tuvo semejanza con el inicio: un incesante chocar y chocar contra la barrera celeste del fondo. Así transcurrieron últimos minutos de Portugal en este Mundial. Cristiano se marcha a casa con el fracaso luso a cuestas.

FICHA TECNICA DEL PARTIDO
Uruguay: Muslera; Cáceres, Giménez, Godín, Laxalt; Vecino, Nández (Sánchez, 81′), Bentancur (Rodríguez, 63′), Torreira; Suárez, Cavani (Stuani, 74′).
Portugal: Rui Patricio; Ricardo, Pepe, Fonte, Raphael G.; B. Silva, William, Adrien (Quaresma, 65′), J. Mario (Manuel Fernandes, 84′); Guedes (André Silva, 74′), Cristiano Ronaldo.
Goles: 1-0 M. 7 Cavani. 1-1 M. 54 Pepe. 2-1 M. 62 Cavani.
Arbitro: César Ramos (México). TA: Cristiano Ronaldo 94′.
Incidencias: Partido disputado en el Olímpico de Sochi ante 44.873 espectadores.

LEER LA CRONICA COMPLETA

Francia (4-3) Argentina

Mundial de Rusia 2018 – Octavos de final

Francia, pese a ir perdiendo por 1-2, siempre se mostró como un equipo más compacto, con más músculo y mayores recursos. Argentina tiró de casta y luchó hasta el final, pero su falta de contundencia defensiva acabó pasandole factura.

Se cumplieron los pronósticos. Francia, favorita ante Argentina, avanzó a los cuartos de final con autoridad gracias a un rápido y eléctrico doblete de Mbappé, que con 2-2 en el marcador, dio una ventaja insuperable a su selección en apenas cuatro minutos (4-3). El sueño de Messi y compañía acabó en Kazán, en octavos de final.

Se coló Argentina con sangre, sudor y lágrimas en la primera eliminatoria directa del Mundial de Rusia después de batir a Nigeria, pero no pasó de aquí. Francia, pese a dar vida a su rival, que del 1-0 pasó al 1-2, se mostró en el cómputo global del partido como un equipo más hecho, más compacto, con más músculo y velocidad. Y con más recursos.

El equipo de Sampaoli, de todas formas, murió de pie. Dio la cara. Levantó un 1-0. Cobró ventaja y luego se hundió. Pasó por todos los estados de ánimo, uno detrás de otro. Y con 4-2 tuvo arrestos para recortar la diferencia, aunque el 4-3 de Agüero, tras un centro de Messi, llegó muy tarde. El KO argentino huele a final de etapa. Al posible adiós de Messi y Di María y al ya seguro de Mascherano.

El partido empezó con Argentina tomando el mando. El equipo de Sampaoli mostró gran jerarquía desde el pitido inicial. Con mayor posesión, más agresividad y más presencia. Sin embargo, la tarjeta de visita no impresionó a Francia, que tiró de individualidades para dar la réplica. Primero fue Griezmann, estrellando un lanzamiento de falta al larguero (minuto 9).

Acto seguido, una cabalgada de Mbappé en el minuto 11, haciendo prácticamente un coast to coast, acabó con penalti de Marcos Rojo sobre el rápido delantero del PSG. La pena máxima la ejecutó Griezmann, con la zurda, por abajo, y superó a Armani. Francia, con muy poco, fue mucho más que Argentina en un arranque loco y explosivo.

FICHA TECNICA DEL PARTIDO
Francia: Lloris (c); Pavard, Varane, Umtiti, Lucas Hernández; Kanté, Pogba; Mbappé (89. Thauvin), Griezmann (83. Fekir), Matuidi (75. Tolisso); y Giroud.
Argentina: Armani; Mercado, Otamendi, Marcos Rojo (46. Fazio), Tagliafico; Enzo Pérez (66. Agüero), Mascherano, Ever Banega; Pavón (75. Meza), Messi (c) y Di María.
Goles: 1-0, Griezmann (m. 13). De penalti. Superó a Armani con la zurda, de disparo raso, por la derecha del guardameta. 1-1, Di María (m. 41). Con la zurda, desde fuera del área y después de recibir de Ever Banega, por la izquierda de Lloris. 1-2, Mercado (m. 48). Disparo de Messi desde dentro del área que se estrella en la zurda del lateral derecho argentino y supera a Lloris por su izquierda. 2-2, Pavard (m. 57). Disparo con la derecha desde fuera del área, con mucho efecto, que se cuela por alto, por la derecha de Armani. 3-2, Mbappé (m. 64). Cazó un balón dentro del área y, con la zurda, por abajo, superó a Armani. 4-2, Mbappé (m. 68). De disparo raso, desde dentro del área, después de recibir de Giroud. 4-3, Agüero (m. 90+2). De cabeza, después de un centro de Messi.
Arbitro: Alireza Faghani (Irán). Mostró tarjetas amarillas a Marcos Rojo (m. 11) por derribar a Mbappé dentro del área, a Tagliafico (m. 19) por zancadilla a Mbappé en la media luna, a Mascherano (m. 43) por falta a Kanté, a Ever Banega (m. 50) por falta sobre Mbappé, a Matuidi (m. 72) por protestar, a Pavard (m. 73) por derribar a Di María, a Otamendi (m. 90+3) por dar un balonazo a Pogba estando en el suelo y a Giroud (min. 90+3) por protestar.
Incidencias: Partido disputado en el Kazán Arena, ante 42.873 espectadores.

LEER LA CRONICA COMPLETA

Fallece Jose Antonio Zaldua

El FC Barcelona está de luto tras la muerte del ‘Nene’ a los 76 años. Fue el capitán del equipo a finales de los sesenta.

Este sábado ha fallecido el ex azulgrana Zaldúa, el Nene, víctima de una enfermedad. Tenía 76 años. José Antonio Zaldúa Urdanavía nació el 15 de diciembre de 1941 en Elizondo (Navarra). Jugó de delantero centro en el FC Barcelona entre 1961 y 1970.

Fue un ariete valiente, de los que luchaba todos los balones por inalcanzables que parecieran. Su fuerte fue el juego aéreo. Querido por la afición desde el primer día por su entrega sin límite y por su capacidad anotadora, siempre se consideró un catalán más.

Sus inicios fueron en el Baztán, equipo de su ciudad natal, pasando después al Oberana, filial de Osasuna. Seguidamente recaló en Valladolid para jugar con el filial del equipo blanquivioleta, el Europa Delicias.

En 1959 llegó al primer equipo del Valladolid, en el que jugó dos temporadas antes de fichar por el FC Barcelona, donde permaneció hasta 1971 a excepción de la campaña 1964-65, que jugó en Osasuna (Segunda División) en calidad de cedido. Después de dejar el Camp Nou jugó en el Sabadell cuatro temporadas (la 1971-72 en Primera y las tres restantes en Segunda).

Llegó al Barça justamente después de la fatídica final de Berna, en la que el equipo azulgrana perdió la Copa de Europa de 1961. Junto a él también ficharon Benítez, Pais, Pereda, Celdrán, Pesudo, Szalay y Zaballa. Y se fueron Coll, Czibor, Kubala, Pinto, Medrano, Ramallets, Rodri II, Ribelles, Suárez, Tejada y Suco.

Fue una temporada de ‘revolución’ que inició Lluís Miró en el banquillo, aunque sustituido por Kubala a finales de noviembre de 1961 después de un hiriente 6-2 en Valencia

Con el FC Barcelona jugó 215 partidos oficiales y marcó 104 goles. Fue campeón de la Copa de Ferias 1965-66 y de Copa en 1963, 1968 y 1971.

Como capitán, recogió la Copa de 1968, ganada al Real Madrid en el Bernabéu por 0-1, la famosa final de las botellas. Uno de sus peores recuerdos fue la final de la Recopa 1968-69, que el Barça perdió contra el Slovan de Bratislava (2-3). Anotó uno de los goles, pero siempre recordó que “fallé un par de muy claros”.

Fue internacional absoluto por España en tres ocasiones. Con el equipo B jugó en una ocasión y en dos ocasiones defendió la camiseta del equipo sub-21. Con la selección de Catalunya se alineó en cuatro partidos.

El 5 de junio de 1971 fue homenajeado en el Camp Nou con un partido contra el Standard de Lieja. A partir de entonces trabajó para la firma Danone y colaboró con la Agrupació Barça Jugadors, siendo un miembro muy activo y querido

Junto con Leo Messi ostenta el récord de goles anotados (cinco) en un partido de competición europea. Zaldúa firmó el repóquer el 6 de octubre de 1965 en un Barça-DOS Utrech (7-1) de la Copa de Ferias. Anotó en los minutos 11, 13, 54, 59 y 82. Messi igualaría su marca el 7 de marzo de 2012 en un Barça-Bayer Leverkusen (7-1) de Champions, viendo puerta en los minutos 25, 42, 49, 58 y 84.

El funeral por José Antonio, que residía en Sant Andreu de Llavaneres, tendrá lugar el lunes a partir de las 12 horas en el Tanatorio de Mataró.

Fuente: SPORT.ES

Inglaterra (0-1) Belgica

Bélgica se impuso con un solitario gol de Januzaj -Perform

Mundial de Rusia 2018 – grupo G

Los pupilos de Roberto Martínez se llevaron el gato al agua con un solitario tanto del realista Januzaj. Tanto Inglaterra como los ‘Diablos Rojos’ saltaron al campo con un once plagado de suplentes.

No pasará este Inglaterra-Bélgica, con ambos equipos clasificados ya para octavos de final, a la historia de los Mundiales, pero las especulaciones que prometían que unos y otros saltarían al estadio de Kaliningrado a no ganar para caer al lado débil del cuadro eliminatorio quedaron en agua de borrajas y hubo partido a pesar de que tanto Gareth Southgate como Roberto Martínez reservaron a todas sus estrellas. No jugaron ni Kane ni Dele Alli por los ‘Tres Leones’, ni el trío de fantasía belga (Hazard, Lukaku, Mertens). Al final, el solitario tanto de Januzaj, uno de los goles del campeonato, marcó la diferencia y Bélgica pasa como primera de grupo (se medirá a Japón) mientras que Inglaterra lo hace como segunda (se enfrentará a Colombia).

Abrieron fuego los ‘Diablos Rojos’ con un zapatazo de Tielemans desde el balcón del área que supuso el primer aviso serio del choque. El disparo del futbolista Mónaco cogió vuelo, pero salió demasiado centrado y Pickford pudo atraparlo no sin problemas. Por aquel entonces, Bélgica ya había tomado la batuta del juego gracias a la velocidad que imprimió a su circulación de balón siempre moviéndolo al primer toque.

Respondió Inglaterra con un fútbol mucho más vertical que le permitió forzar saques de esquina y llevar algo de peligro a balón parado a través de Cahill y Stones, las dos torres del equipo de la rosa. En una acción aislada, sin embargo, rozaban el gol los ‘Diablos Rojos’. Pickford, Cahill y Stones se hicieron un lío dentro del área y aprovechó la tesitura Batshuayi para meter la puntita del pie. El central del Manchester City, providencial, se tiró con todo al suelo para sacarle la pelota al belga sobre la misma raya de gol.

Eran los mejores minutos de Bélgica ante una Inglaterra timorata que echaba muchísimo de menos a Kane cada vez que rebasaba los tres cuartos de campo. Sin el temple del delantero del Tottenham los ‘Tres Leones’ tampoco encontraban las bandas. Rashford, perdidísimo sobre el rectángulo de juego, apenas aportaba nada y las caídas a la banda del nervioso Vardy también eran en balde.

FICHA TECNICA DEL PARTIDO
Inglaterra
Pickford; Alexander-Arnold (Welbeck, 78′), Jones, Stones (Maguire, 46′), Cahill, Rose; Dier, Loftus-Cheek, Delph; Vardy, Rashford.
Bélgica: Courtois; T. Hazard, Vermaelen (Kompany, 74′), Boyata, Dendoncker, Chadli; Tielemans, Dembélé; Januzaj (Mertens, 85′), Fellaini; Basthuayi.
Goles: 0-1 M. 50 Januzaj.
Arbitro: Damir Skomina (Eslovenia). TA: Tielemans (19′) y Dendoncker (32′).
Incidencias: Partido disputado en el Estadio de Kaliningrado ante 45.015 espectadores.

LEER LA CRONICA COMPLETA

Panama (0-1) Tunez

Panamá celebra con fervor el 1-0 ante los tunecinos. – EFE

Mundial de Rusia 2018 – grupo G

Panamá no obtuvo el premio de la victoria en su debut mundialista. Khazri fue un dolor de cabeza para la defensa panameña y acabó marcando el gol de la victoria tunecina.

El delantero Wahbi Khazri amargó la ilusión de Panamá, que pretendía cerrar su estreno mundialista con una victoria en Rusia 2018, que no llegó y que dejó al plantel canalero sin punto alguno en el torneo.

El atacante del Rennes francés, de largo el mejor del partido, maquilló el papel de su selección que, cuarenta años después volvió a ganar un partido en una Copa del Mundo. Fue en Argentina 1978, ante México, en la primera victoria de un equipo africano en esta competición. El Mordovia Arena vivió una historia diferente. Una paralela al Mundial. En escena, una de las dos debutantes mundialistas Panamá, y Túnez. Dos comparsas con su historia particular.

Muy lejos de la puja por los primeros puestos, de la trascendencia de los puntos, Panamá y Túnez cumplimentaron el trámite con un interés exclusivo. El cuadro canalero de forma especial. En una aventura en la que todo es nuevo, el triunfo es un hito en su biografía. Túnez, por su parte, buscaba el reencuentro con el éxito después de cuatro fases finales de sequía.

Fue el equipo de Nabil Maaloul el que más decidido saltó al campo. Túnez no ha parado de tener contratiempos en esta competición. Tuvo otro más antes de iniciar el partido. Sin portero suplente después de que la FIFA rechazara la inscripción prematura de Moez Ben Cherifia. Una petición expresa de la delegación norteafricana ante la desgracia en la portería.

FICHA TECNICA DEL PARTIDO
Panamá: Penedo, Ovalle, Román Torres (Luis Tejada, 55′), Escobar, Machado, Gabriel Gómez, Godoy, Ricardo Ávila (Arroyo, 79′), Jose Luis Rodríguez, Bárcenas y Gabriel Torres (Cummings, 45′).
Túnez: Mathlouthi; Naguez, Bedoui, Meriah, Haddadi; Sassi (Anice Badri, 46′), Skhiri, Chaaleli; F. Ben Youssef, Khazri (Bassem Srarfi, 87′) y Sliti (Khalil, 75′).
Goles: 1-0 M. 33 Meriah (PP); 1-1 M.51 Ben Youssef; 1-2 m. 65 Khazri.
Arbitro: Nawaf Shukralla (Bahrein). TA: Ávila (78′), Gómez (80′), Tejada (90+6′)/ Sassi (44′), Badri (71′) y Chaalali (90+3′).
Incidencias: Partido disputado en el Mordovia Arena (Saransk) ante espectadores.

LEER LA CRONICA COMPLETA

Página 4 de 273« Primera...23456...102030...Última »