Croacia (1-1) Dinamarca

Mundial de Rusia 2018 – Octavos de final

Modrid falló un penalti a cinco minutos del final de la prórroga, pero Rakitic resolvió la papeleta en la tanda fatídica. Un inicio fugaz, con dos goles en cuatro minutos, dejó paso a un partido que fue equilibrado y sin un dominador claro incluso en la prórroga.

La lotería de los penaltis terminó por llevar la euforia a toda Croacia. El partido del drama, del engaño que supuso un inicio fulgurante sin continuidad, una Dinamarca casi superior a Croacia y una pena máxima fallada por Luka Modric a cinco minutos del final de la prórroga, se tuvo que decidir en el careo entre portero y jugador, con la historia de los Mundiales picando a la puerta. Tras una tanda fatídica (3-2), con Subasic y Schmeichel inconmensurables, el blaugrana Ivan Rakitic metió a Croacia en los cuartos de final tras un final apoteósico.

Para quienes habían empalmado el España-Rusia con el Croacia-Dinamarca, el arranque del duelo en Nizhny Novgorod fue un chute de adrenalina. Dinamarca dio un susto mayúsculo en el primer minuto de juego, tras un saque de banda de la novedad Knudsen hacia el corazón del área. Jorgensen remachó el cuero suelto tras una serie de rebotes, y Subasic se tragó el 0-1 en una intervención grotesca. Pero la sorpresa duró lo que dura un caramelo en la puerta de un colegio. A renglón seguido, antes de cumplirse el minuto 5, otro jugada ‘pin-ball’ de rebotes y rechaces, esta en el área danesa, generó un vodevil que Mandzukic resolvió empatando a uno.

Con el decimotercer gol más rápido en la historia de los Mundiales y la pertinente respuesta del delantero bianconero, el juego se apaciguó. No obstante, la transición hacia un equilibrio casi total dejó varios acercamientos peligrosos en las áreas. Los de Zlatko Dalic, con disparos desde la frontal de Rakitic y pescando segundas jugadas, avisaron con más claridad que la escuadra de Age Hareide. Pero cuando el descollante Eriksen engrasaba la maquinaria, Dinamarca respondía y también ponía en tensión a los guripas del área de Subasic.

FICHA TECNICA DEL PARTIDO
Croacia: Subasic; Vrsaljko, Lovren, Vida, Strinic (Pivaric, 80′); Rakitic, Brozovic (Kovacic, 71′); Rebic, Modric, Perisic (Kramaric, 97′); y Mandzukic (Badelj, 108′).
Dinamarca: Schmeichel; Dalsgaard, Kjaer, Mathias Jorgensen, Knudsen; Delaney (Khron-Delhi, 98′), Christensen (Schöne, 46′), Eriksen; Poulsen, Cornelius (N. Jorgensen, 67′) y Braithwaite (Pione Sisto, 105′).
Goles: 0-1 M. 2 Jorgensen. 1-1 M. 4 Mandzukic. Tanda de Penaltis (3-2) a favor de Croacia.
Arbitro: Néstor Pitana (Argentina). TA: Mathias Jorgensen (115′).
Incidencias: Partido disputado en el Nizhny Novgorod Stadium ante 52.000 espectadores.

LEER LA CRONICA COMPLETA

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.