Tomadura de pelo del Real Madrid a sus aficionados

Bale fue el mejor ejemplo de la actitud lamentable del Real Madrid | Sport

Champions League 2018-2019 Grupo G – 6ª Jornada

Los blancos dimitieron de sus funciones durante noventa minutos ante un rival que les superó en todo. El estadio madridista asistió perplejo a un espectáculo dantesco de su equipo, una broma de mal gusto.

Una cosa es perder un partido y otra cosa es no jugarlo. Eso es lo que hicieron los de Solari durante noventa minutos, conviertiendo al CSKA en un rival temible, muy superior a lo mostrado hasta la fecha. Los blancos fueron una broma de equipo, una broma de muy mal gusto para su afición.

Sin nada en juego y con una alineación llena de suplentes como Vallejo, Isco o Asensio, el partido fue un tostón y solo sirvió para examinar a futbolistas como Vinicius o Fede Valverde, de los que se espera mucho en el futuro, pero que aún se les ve verdes para el presente. Es lo que toca cuando estás clasificado y el rival no da para más. Es la fase de grupos de la Champions, que ya se acaba. De hecho, solo el CSKA le puso algo de salsa, jugándose la Europa League.

De entre todos, Vinicius fue quien más sobresalió. Por actitud, intenciones y ganas de pasárselo bien. Situado en la banda izquierda, fue el futbolista que más peligro creó sobre la portería de Akinfeev. El problema es que Isco, algo apático, no le acompañaba, y debía hacer la guerra por su cuenta. En una de ellas se impuso a la defensa rusa para provocar la aparición de su portero, que rechazó un disparo que se colaba en la red a los 23 minutos. El balón lo recogió Asensio, que de rosca la puso en la cruceta. Marco fue, junto a Vinicius, de los jugadores que más ilusión le puso al partido. Isco, mientras, iba a su bola. Se quedó para él una falta en la frontal, en una posición excelente y lo único que supo hacer es enviar, con un disparo flojo y cargado de pasividad, el balón a la barrera, a la que no hizo ni cosquillas.

Poco a poco, el Real Madrid empezó a inquietar la meta de Akinfeev, cuyos compañeros exhibían una debilidad alarmante que permitía a los blancos ganar metros. Lo probó de nuevo Asensio desde la banda derecha y, poco después, Benzema, con un disparo que rechazó la defensa. La mejor ocasión fue, de hecho, de Marco, tras una pared excelente con Vinicius que le dejó solo ante el portero ruso. Chutó a las manos.

FICHA TECNICA DEL PARTIDO
REAL MADRID: Courtois, Odriozola, Javi Sánchez, Vallejo, Marcelo (Carvajal, 74′), Valverde, Llorente (Kroos, 57′), Isco, Vinicius, Benzema (Bale, 46′) y Asensio.
CSKA MOSCÚ: Akinfeev, Fernandes, Magusson, Becao, Nababkin, Schennikov, Oblyakov (Kuchaev, 88′), Bistrovic, Vlasic, Chalov (Hernández, 84′) y Sigurdsson (Nizhimura, 93′).
GOLES: 0-1, Chalov (37′). 0-2, Schennikov (44′). 0-3, Sigurdsson (73′).
ÁRBITRO: Soares Dias (Portugal). T.A.: Fede Valverde (92′)/Schennikov (78′).
INCIDENCIAS: Partido disputado en el Santiago Bernabéu ante unos 47.000 espectadores.

LEER LA CRONICA COMPLETA

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.