Paris Saint Germain (3-2) Barcelona

el barça pierde en ParisFoto: Valentí Enrich
El Barça cayó derrotado de manera merecida en el Parque de los Príncipes ante un PSG que se mostró como un conjunto más cuajado que el blaugrana pese a las bajas. El 3-2 se fraguó en la calidad del equipo de Laurent Blanc, pero también en los errores y desajustes defensivos del conjunto catalán.

Solo los fogonazos de talento de las estrellas blaugrana mantuvieron a flote al equipo de Luis Enrique. El PSG le levantó la camisa y dejó en evidencia las costuras que todavía tiene por coser definitivamente. Normal, en un equipo en construcción. Pero un punto frustrante tras las expectativas que había generado el equipo.

Era muy esperado el once que presentaría Luis Enrique frente al PSG pues se trataba del primer duelo de la temporada frente a un rival exigente. El técnico blaugrana apostó por el equipo esperado y confirmó que, a día de hoy, Gerard Piqué está por detrás de Javier Mascherano.

También, que en la portería está decidido a alternar a Ter Stegen y a Claudio Bravo. Laurent Blanc no ofreció sorpresas, teniendo en cuenta las numerosas e importantes bajas que acumulaba (Thiago Silva, Lavezzi e Ibrahimovic).

El Barça vivió en el Parque de los Príncipes los primeros minutos complicados de la temporada. El equipo de Laurent Blanc se mostró como un equipo potente físicamente, directo y experimentado, hábil a la hora de presionar en las zonas peligrosas y astuto para aprovechar el juego a balón parado.

El PSG explotó de las dudas defensivas del Barça. Si las pérdidas de Alba propiciaban las contras de Lucas Moura y las de Busquets permitían los arabescos y recortes de Cavani en el área a la búsqueda del disparo, unas manos de Alves en el lateral originaron el 1-0 (10′). Mascherano no supo encimar a Davi Luiz que se revolvió en el área y remató por bajo batiendo a Ter Stegen.

La reacción blaugrana fue fulgurante, un par de minutos después (12′) y en la única conexión de sus tres estrellas en el primer tiempo. Neymar encontróa Iniesta en la banda izquierda y el manchesgo, dentro del área, envió al primer toque a Messi quien disparó zon la zurda, cambiando el palo y sorprendiendo a Sirigu.

Pareció que el Barça reaccionaba con energía al primer gol encajado en un partido oficial y el duelo entró en una fase de intercambio de golpes. Pudieron los blaugrana adelantarse con un disparo de Busquets (13′), con una media tijera de Messi (21′) anulada por falta previa, o en un remate forzado de Neymar tras una asistencia de vaselina de Messi (24′).

Sin embargo, fue el PSG el que una vez más sacó petróleo de las debilidades del conjunto de Luis Enrique. Un nuevo despiste defensivo provocó un córner que lanzó Motta desde la izquierda. Ter Stegen no salió a buscar el esférico y Verratti, ante un contemplativo Rakitic, batió al meta alemán del Barça (26′).

El Barça redobló sus esfuerzos en ataque, canalizando casi siempre sus jugadas a través de las asistencias de Messi desde la frontal o las llegadas por la banda de Rakitic. Sin embrago, no encontró el camino del gol, ni a balón parado ni en jugada colectiva, ni en acciones individuales.

Los problemas se acrecentaron cuando en el arranque del segundo tiempo. En el minuto 54 llegó el 3-1, cuando Van der Wiel desbordó la banda izquierda de la defensa blaugrana y su centro llegó al segundo palo para que Matuidi, ante la pasividad de Alves, volviera a batir a Ter Stegen.

Como si fuera un calco del primer tiempo, el Barça acortó distancias un minuto después en una acción fulgurante, con una llegadapor banda de Alves cuyo centro controló con maestría neymar para remachar el 3-2 con habilidad (55′).

Sin embargo, el Barça no carburaba con la fluidez necesaria y, sobre todo, no demostraba la intensidad defensiva de los partidos anteriores ni la sobriedad en la cobertura.

Luis Enrique fue moviendo el banquillo, primero relevando a un gris Pedro por el joven Munir; después, a un irrgular Rakitic por Xavi; y ya a la desesperada, a siete minutos del final, retirando a Alves para incluir a Sandro, dejando dispuesta una defensa de tres.

Jordi Alba tuvo el 3-3 en el minuto 82 en un balón que recibió en el segundo palo, pero su remate acabó en córner por la rápida acción de Marquinhos. También Munir disparó en el 85 un zurdazo que salió lamiendo el poste. Ya en el descuento, Neymar asistioó a Sandro en el área, pero el cvanario remató demasiado cruzado.

Laurent Blanc administró sus fuerzas con sabiduría, relevando pieza por pieza mientras intentaba blindar a Sirigu y buscaba algún contragolpe decisivo. Cavani pudo conseguirlo en un par de llegadas pero Ter Stegen y su falta de energías evitaron lo peor.

El 3-2 final pareció merecido. Más allá de perder los tres puntos, algo que podía suceder en un campo tan complicado como el del PSG, lo peor de la primera derrota del Barça fue la sensación que dejó el equipo de que todavía queda camino por recorrer.

Una reflexión obvia, pues el proyecto arrancó hace apenas dos meses; pero un asunto a tener muy en cuenta para que el equipo y la afición sean conscientes de dónde se encuentran a día de hoy. En París el Barça perdió tres puntos que entran dentro de la lógica; pero también perdió la imbatibilidad y esa imagen de solidez que tanto había ayudado a recuperar la autoestima al barcelonismo.

PARIS SAINT-GERMAIN: Sirigu; Van der Wiel, Marquinhos, David Luiz, Maxwell; Verratti (Cabaye, Min. 70), Thiago Motta (c), Matuidi; Lucas, Cavani y Pastore (Chantôme).
FC BARCELONA: Ter Stegen; Dani Alves (Sandro, Min. 83), Mascherano, Mathieu, Jordi Alba; Rakitic (Xavi, Min. 69), Busquets, Iniesta (c); Pedro (Min. 62), Messi y Neymar.
GOLES: 1-0, Min. 10, David Luiz. Falta que lanza Lucas desde la izquierda, David Luiz controla en el área de espaldas a la portería y se revuelve ante Mascherano para batir por bajo a Ter Stegen. 1-1, Min. 12, Messi. Rápida triangulación entre Neymar, Iniesta y Messi; el manchego cede al primer toque al argentino quien igualmente remata con la zurda de primera, sorprendiendo a Sirigu. 2-1, Min. 26, Verratti. Córner que lanza Motta desde la izquierda al segundo palo. Ter Stegen no calcula bien la salida y Verratti remata de cabeza ante un confiado Rakitic. 3-1, Min. 54, Matuidi. Centro de Van der Wiel desde la derecha del ataque al segundo palo y Matuidi, que llega libre de marca, bate a Ter Stegen; 3-2, Min. 55, Neymar. Alves apura la banda derecha y centra al área; Neymar controla y remata con la derecha, colocado, para superar un bosque de rivales.
ARBITRO: Nicola Rizzoli (Italia). Asistido en las bandas por Renato Faverani y Andrea Stefani (Italia). Cuarto árbitro, Riccardo Di Fiore (Italia). Mostró tarjetas amarillas a Dani Alves (Min. 9) por interceptar con la mano el balón; a Verratti (Min. 27) por una patada a Iniesta; a Matuidi (Min. 44) por agarrar a Messi; a Van der Wiel (Min. 66) por derribar a Neymar.
INCIDENCIAS: Parque de los Príncipes, 45.000 espectadores, 1.000 de ellos seguidores del Barça.
Fuente: Sport.es

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.