Ajax (0-2) Manchester United

El Manchester United ganó la Europa League… Y jugará la próxima Champions – sport

Europa League – FINAL

El Manchester United conquista la Europa League. Derrotó al Ajax en una final en la que puso de manifiesto su mayor experiencia. El equipo holandés dominó el juego, Pero la mala fortuna e inocencia le condenó.

l Manchester United no dio lugar a la sorpresa. Los diablos rojos sucedieron al Sevilla como campeones de la Europa League tras imponerse por 0-2 a un Ajax muy cándido, sorprendido de entrada por la presión del rival y al que le costó horrores hacerse ver en el césped. Tanto que acabó pagando la novatada.

Le masacró el United con lo mínimo. Una salida monumental en la primera mitad ahogando al rival hasta que le dio el primer golpe, afortunado, a los 18 minutos y una puntilla apenas comenzar la segunda mitad, al aprovechar la inocencia de la defensa Mkhitaryan. El fútbol lo puso el Ajax, los golpes y el título fueron para el Manchester United.

Mourinho sorprendió de entrada, planteando una presión asfixiante a la salida de balón del Ajax que se le atragantó a Bosz y puso de los nervios a su joven equipo, al que le costó hasta cinco minutos descubrir, al menos verle, a Romero en la meta del ManU.

Ansioso como si se acabase el mundo, el equipo inglés enloqueció a los jovenzuelos de Amstedam, incapaces de encontrar a Klaassen y fallones en la salida de balón, que pretendían llevar a cabo bajo su credo futbolístico para estrellarse ante un búfalo. Así… Hasta que llegó el gol.

FICHA TECNICA DEL PARTIDO
Ajax: Onana, Veltman, Davinson Sánchez, De Ligt, Riedewald (De Joong 82′), Schoene (Van de Beek 70′), Ziyech, Klaassen, Younes, Traore y Dolberg (David Neres 62′).
Manchester United: Romero, Antonio Valencia, Smalling, Blind, Darmian, Herrera, Fellaini, Pogba, Mata (Rooney 90′), Mkhitaryan (Lingard 74′) y Rashford (Martial 84′).
Goles: 0-1 M. 18 Pogba. 0-2 M. 48 Mkhitaryan.
Arbitro: Damir Skomina (Eslovenia). Amonestó a Mkhitaryan, Fellaini, Veltman, Younes, Riedewald y Mata.
Campo: Friends Arena.

LEER LA NOTICIA COMPLETA

Ajax (0-2) Barcelona

Mess -marca dos goles contra el AjaxFotografía: AFP
El Barça mostró dos caras opuestas en un duelo que, pese al resultado final, fue más complicado y agónico de lo que parece. Los azulgranas jugaron con fuego y flirtearon con el desastre en una primera parte que debería invitar a una reflexión profunda. El 0-1 de Messi, superada la media hora, evitó el naufragio de un equipo que, durante un cuarto de hora (del minuto 15 al 30), perdió el rumbo y fue totalmente a la deriva. A base de coraje, y con más corazón y empuje que ideas, los de Luis Enrique sobrevivieron ante un rival que, hasta ese gol, llegó a tenerlos contra las cuerdas.

El Barça se levantó, pero estuvo cerca de estrellarse en el suelo. El Ajax empezó adueñándose del centro del campo, y soltó su primer golpe con un remate de Andersen desde la frontal que salió rozando el poste (17′), después de dos fallos defensivos seguidos: primero de Alba -dejando escapar a su par por la banda-, y luego de Alves, con su mal rechace en el área.

La defensa azulgrana, esta vez con Bartra ocupando el puesto de Piqué -que se quedó, de nuevo, misteriosamente en el banquillo-, empezaba a flaquear, y en el resto de líneas las cosas no iban mejor. El Ajax, bien posicionado, no dejaba espacios, y el Barça, lento y previsible, carecía de profundidad. Ni rastro de la chispa, toque y pegada de antaño. Luis Suárez, escorado a la derecha y casi desaparecido en este periodo, y Messi, ambos bien marcados, apenas recibían balones. Tan sólo Neymar, de vez en cuando, desbordaba con sus arrancadas desde la izquierda.

El Barça sufrió, y de qué forma, del minuto 15 al 30. El Ajax le acorraló en su campo. Su presión era asfixiante. Y los de Luis Enrique se vieron incapaces de dar prácticamente tres pases seguidos durante toda esta fase. El caos azulgrana era total. La defensa, un coladero. Las pérdidas de balón, continuas. Y las triangulaciones y ataques locales, un auténtico baile. Ter Stegen, en el 26′, evitó el 1-0 despejando un chut letal de Klaasen. Y suerte que el árbitro, Pedro Proença, no vio unas claras manos de Alba en el área después.
Leer la noticia completa

Barcelona (3-1) Ajax

neymar messi rakitic celebrando un golFotografia: VALENTÍ ENRICH
Las sensaciones que transmite el Barça de cara al clásico del sábado ante el Real Madrid son ambivalentes. Este martes dio cuenta del Ajax de Ámsterdam (3-1) con un Messi y un Neymar inspirados y que hacen soñar en lo que puede ser la delantera del Barça si conectan con Luis Suárez. Pero, también, con una defensa que, por momentos, desluce el sistema defensivo del equipo: un error de falta de tensión permitió el tanto holandés en la recta final.

El discurso de Luis Enrique en la previa del duelo frente al Ajax estaba encaminado a concienciar a la afición para aparcar el clásico ante el Real Madrid hasta el miércoles. Sin embargo, el mensaje que envió a través de la alineación fue un tanto diferente.

La lesión de Sergio Busquets condicionó sin duda el once pues el asturiano repitió con Javier Mascherano como pivote; pero la decisión de dar descanso a Mathieu y usar el tándem Bartra-Piqué y la titularidad de Pedro Rodríguez parecen indicar por dónde pueden ir los tiros de cara al choque del Santiago Bernabéu.

En cualquier caso, los cambios de Luis Enrique no afectaron a la conexión Messi-Neymar que una vez más, y a la espera del inminente debut de Luis Suárez, se acreditaron como suficientes para noquear al Ajax en apenas media hora. A los 7 minutos llegó el 1-0 tras una vertiginosa progresión de Leo. El argentino se apoyó en Rakitic y Pedro, para asistir a ‘Ney’ quien remachó a la red.

El Barça dominaba el juego impidiendo elaborar al Ajax con una buena presión y buscando con rapidez a sus puntas o a los laterales Alves y Alba, ayer sí muy profundos.

Así, a los 24 minutos llegaba el 2-0 en una jugada que sumaba todas estas acciones. Mascherano recuperó el balón en el mediocampo y entregó rápidamente a Iniesta quien telegrafió una asistencia para la llegada de Messi al área. Cillessen tocó el remate del argentino pero no pudo evitar el gol.

Aún llegaron dos ocasiones más para el Barça, un remate al poste de Pedro (29′) y una llegada por la derecha de Messi (30′) cuyo pase d ela muerte despejó la defensa a córner.

La primera opción, que no ocasión de ataque, del Ajax llegó a los 35 minutos, más por un error blaugrana que por la eficacia ‘ajacied’. Piqué intentó proteger el balón en el área pero Kishna le robó la cartera. El central rectificó a tiempo, pero más de uno pensó cómo habría acabado la jugada si el protagonista es Cristiano Ronaldo, por ejemplo… La segunda acción de peligro holandesa (43′) nació también de una pérdida del central en la frontal del área. Sigthorsson disparó pero su chut lo desvió Bartra a córner.
Leer la noticia completa

Mourinho forzó las expulsiones de X. Alonso y S. Ramos


El partido entre Real Madrid y Ajax será recordado entre otras cosas por ser la derrota más abultada de los holandeses en la Champions (0-4), porque el Madrid certificó el pase a octavos como primero de grupo, por el taconazo de Ozil, por el debut de Mateos, etcétera. Pero también, como no podía ser de otra manera, porque Xabi Alonso y Sergio Ramos forzaron la segunda tarjeta amarilla al final del partido en una secuencia más propia de una película de los hermanos Marx.

En la secuencia que emitió la televisión se vio nítidamente. Mourinho consulta una cosa a Chendo, posteriormente llama a Dudek y empieza a hablar con él en el banquillo. Al momento, el portero polaco se levanta y se acerca a la portería de Casillas para alcanzarle una botella a la vez que le explica algo al oído. Seguidamente, Casillas se acerca a Ramos para transmitirle algo también al oído. Y la secuencia acaba con Ramos y Xabi expulsados antes del final del partido. Nunca se sabrá si Mourinho les pidió que forzaran las expulsiones directamente, pero desde luego todos los indicios apuntan a ello.
Leer la noticia completa