Ida octavos de final de la Liga de Campeones de fútbol

En el día de hoy se celebraron los 2 últimos partidos de los 8 previstos en esta ida de los octavos de final
Estos fueron los resultados:

INTER MILAN 0-1 BAYERN MUNICH


El choque apuntaba a cita histórica desde el inicio, y sólo defraudó en lo corto que se quedó el resultado. Ambos equipos pudieron haber salido con tres o cuatro tantos en la chistera, pero los palos, la actuación de los dos porteros y la falta de puntería de los delanteros de los dos conjuntos evitaron que se celebraran más goles en San Siro
Entre susto y susto fueron pasando los minutos. Cambiasso perdonó en dos ocasiones cuando tenía todo a favor para adelantar a los suyos en la eliminatoria, Robben, tras la reanudación, se topó con el palo tras una diagonal característica del atacante tulipán, Luiz Gustavo no tuvo la suficiente puntería para sorprender desde lejos, Motta cabeceó demasiado centrado un saque de esquina botado por Sneijder, los disparos de Eto’o salieron desviados cuando se cantaban los goles…
Eto’o hizo de todo, aunque en algunas ocasiones pecó de individualista. De esta forma, el Bayern sacó a relucir su mejor arma: La velocidad a la contra. Ribery y Robben son dos auténticos puñales y en esta ocasión, así lo demostró el holandés. El ex del Madrid se plantó en el borde del área, se sacó un duro chut que no pudo atajar Julio Cesar y Mario Gomez, muy atento, pasó por ahí para encarrilar el partido y dar la victoria a los suyos.
De esta forma, el conjunto bávaro se tomó una revancha de la final del Bernabéu que tendrá que sellar en el Allianz Arena si no quiere dejar en una mera anécdota su hazaña en tierras transalpinas.

O. MARSELLA 0-0 MANCHESTER U


Olympique y United no fueron capaces de romper el empate inicial en un duelo igualadísimo y parco en ocasiones. Los dos equipos se esmeraron tanto en no encajar goles, que se olvidaron de meterlos. La eliminatoria queda muy abierta para la vuelta en Old Trafford.
Poco trabajo tuvieron los porteros. Exceptuando un par de ocasiones en cada portería, Van der Sar y Mandanda tuvieron una noche plácida en el Velodrome.
Y es que la acción del partido transcurrió lejos de las porterías. Fue más un duelo en el centro del campo. Una pelea por hacerse con el control de la situación que no tuvo un ganador claro.
También fue un duelo de bandas en el que los franceses se impusieron, aunque sin hacer sangre. Heinze rayó la perfección y secó prácticamente a Nani. Remy desquició a Evra y Ayew dio a O’Shea más trabajo del que le hubiera gustado.
Cosa diferente fueron los últimos metros. Las parejas Diawara-Mbia y Smalling-Vidic impusieron su ley. No dejaron cazar a nadie en su coto privado y eso nos dejó sin goles.
Con un disparo de Fletcher y un amago de gol olímpico se cerró el capítulo de ocasiones de la primera parte. La segunda tuvo alguna más, y casi todas de los franceses. Brandao pudo romper el empate, pero estuvo lento para empujar en el segundo palo un disparo de Ayew. En el United, Berbatov lo intentó, pero siempre se topó con Mandanda.
El gran beneficiado de todo esto es el Manchester United, que lleva la eliminatoria a su campo y sin haber encajado un solo tanto. Tendrá que arriesgar un poco más el Olympique para lograr el pase en Old Trafford. No le queda otra.
Leido en Marca.com

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *