sorteo del mundialEFE | 6.12.2013 | 19:18h
La España de Vicente del Bosque ha quedado encuadrada en el grupo B junto con Holanda -con la que reeditarán la final del Soccer City en Sudáfrica 2010-, Chile, una de las mejores selecciones de Sudamérica, en la que ejerce de líder el blaugrana Alexis Sánchez y Australia.

Brasil tendrá un grupo relativamente asequible en el Mundial del que será anfitrión en 2014, mientras que España tendrá que defender su corona en un grupo de vértigo, en el que se verá las caras contra Holanda, la otra finalista de 2010, y Chile, un combinado en alza.

El sorteo celebrado hoy por la FIFA en el complejo turístico de Costa do Sauípe, en el nordeste brasileño, deparó otros grupos con contendientes de muchos galones, como el G, en el que se juntan Alemania y Portugal, y otras mangas más asequibles para los cabezas de grupo.

La suerte igualmente creó un peligrosísimo “grupo de la muerte”, el D, que tendrá a tres campeones mundiales: Uruguay, Inglaterra e Italia. Costa Rica, una de las selecciones con menos suerte, será la cenicienta en este grupo.

Brasil comenzará el Mundial jugando contra Croacia y también tendrá que medirse a una selección con la que siempre ha tenido dificultades y que considerada como un verdugo, como México, además de Camerún.

Colombia tuvo suerte al evitar a los más duros europeos y acabó encuadrada en el Grupo C junto a Grecia, Costa de Marfil y Japón.

La europea que no era cabeza de serie y acabó más favorecida fue Francia, que entró en el Grupo E junto a Suiza, Ecuador y Honduras.

La Argentina de Messi también puede sentirse favorecida, en principio, porque jugará en el Grupo F con la debutante Bosnia, Irán y Nigeria.

Alemania, uno de los favoritos al título, tendrá por delante en el Grupo G al Portugal de Cristiano Ronaldo, a Ghana y Estados Unidos.

Finalmente, el Grupo H será uno de más equilibrados con Bélgica, Argelia, Rusia y Corea del Sur.

España y Argentina evitarán a Brasil hasta la final, si todos ellos son primeros en sus respectivos grupos, lo que no será nada fácil para el actual campeón viendo el grupo que le tocó.

Por el contrario, si Brasil es primero de su grupo y España segundo, ambos se medirán ya en octavos de final.

La mayor ventaja para los campeones es que tendrán una primera fase con un clima templado y jugará en Salvador, Río de Janeiro y Curitiba.

Mientras, Argentina estará concentrada en la zona sureste y sur del país, también con temperaturas frescas, que le llevarán a jugar en Belo Horizonte, Río de Janeiro y Porto Alegre.

En la temida, cálida y húmeda ciudad de Manaos, capital de la Amazonía brasileña, tendrán que medirse Inglaterra-Italia, Croacia-Camerún, Suiza-Honduras y Portugal-Estados Unidos.

Alemania, una de las grandes favoritas, tendrá que jugar en tres de las sedes del nordeste de Brasil, con altas temperaturas e igualmente elevada humedad: Salvador, Fortaleza y Recife.

Los equipos europeos que jugaron en esas ciudades en la Copa Confederaciones, como España e Italia, se quejaron de las duras condiciones para los partidos.

La situación climática para Alemania será más grave aún debido a que tendrá que medirse a Portugal en Salvador a las 13.00 hora local (15.00 GMT), un horario que los sindicatos de futbolistas critican.

Italia también tendrá el clima en su contra debido a que sus partidos serán, además de Manaos, en las cálidas Recife y Natal.

Colombia, acostumbrada a jugar en la tropical Barranquilla, no sólo se benefició con un grupo con rivales poco complicados sino que sus desplazamientos en la primera fase serán cortos, ya que jugará en Belo Horizonte, Brasilia y Cuiabá.

Una de las selecciones que más viajará y se enfrentará en ciudades con características climáticas totalmente diferentes será Honduras, que se medirá a Francia en Porto Alegre (sur), a Ecuador en Curitiba (sur) y a Suiza en Manaos (norte).

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *