Raúl resucita al Schalke con un doblete


Dos goles de Raúl y uno del también ex madridista Huntelaar dan la victoria al Schalke
Se acerca el derbi. Raúl lo sabe y quizá fue eso lo que le hizo despertar para tirar del carro de un equipo que no sabía lo que era ganar en casa hasta esta jornada y que habita angustiado en posiciones de descenso. Con la victoria ante el sorpresivo St Pauli, los locales se alejan provisionalmente de las plazas calientes a la espera de lo que hagan el resto de sus rivales.
El partido comenzó soso. Ninguno de los dos equipos quería el balón lo que entorpecía cualquier acción de relevancia. Raúl se veía obligado a recular hasta el centro del campo para poder entrar en contacto con el esférico. Precisamente son estas acciones las que le ha estado recriminando su entrenador, Magath, durante el transcurso de la semana. El míster le quiere arriba, próximo a la línea de gol y con la caña preparada.
Fue por esas zonas cuando en el minuto 14 un balón perdido en el área preguntó por él. El ariete sacó su manual, revisó sus notas y materializó la ocasión como en los mejores tiempos. 1-0. A partir de ahí el Schalke se relajó. Los visitantes intentaron contrarestar el susto con acciones aisladas. No elaboraban en exceso pero tampoco lo necesitaban para llegar a la portería local.

Las ocasiones se sucedían en ambas porterías pero nadie lograba mover el marcador. Al Schalke se le veía cómodo en zonas delanteras con la rapidez de la ‘Foquita’ Farfán, la movilidad de Huntelaar y el criterio de Raúl. El problema en el conjunto que dirige Magath viene en el centro del campo donde las líneas se le descosen con facilidad. La inseguridad defensiva que está mostrando a lo largo de este campeonato viene derivada de este problema en la medular. Aún así, Metzelder apagó cualquier fuego que acechase a su retaguardia. El alemán se mostró rejuvenecido, rápido y altivo.
Dupla goleadora
La segunda parte comenzó como acabó la primera: lenta. El St Pauli tuvo un par de ocasiones para empatar. Lo más destacado fue la entrada de Daube, joven y prometedor jugador, que asustó a Neuer con un disparo desde la frontal. Cuando el St Pauli se desmelenó, quizá asustado por la calavera que luce su capitán en el brazalete, respondió el Schalke. Huntelaar remachó, sin oposición alguna, un balón que le había llovido desde el córner. El gol tranquilizó a los locales y endulzó a una afición ávida de victorias.
A partir de ahí el choque perdió sentido. Fue entonces cuando apareció el ex capitán blanco para reabajar el sopor. El ‘7’, visiblemente cansado, reivindicó a los ‘viejos rockeros’ con un nuevo gol que recordaba al doblete de Inzaghi el pasado miércoles en San Siro. Raúl olió el derbi, se enchufó y salió al rescate de un Schalke desangelado.
Fuente: marca.com

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *