Fallece el mítico Maguregui

muerte magureguiAgencia EFE
Durante su trayectoria como técnico, dirigió 414 encuentros en Primera y se le conoció por poner en práctica lo que se conoció como la táctica del “autobús”, por el número de defensas y centrales que protegían las inmediaciones de la portería.

Maguregi, nacido en la localidad vizcaína de Miravalles el 16 de junio de 1934, militó en el primer equipo del Athletic entre las temporadas 1952-53 y 1962-63.

Tras empezar a jugar en 1948 en el club Llodio y en el Villosa, ambos de categoría regional, y en el Guecho, de Tercera, saltó al Athletic, donde ganó una Liga (1955-56) y tres Copas (1955, 1956 y 1958).

Con la camiseta rojiblanca, formó una famosa línea media con Mauri hasta que dejó San Mamés en 1961. También jugó en el Sevilla (1961-63), Espanyol (1963-1964) y Recreativo de Huelva (1964-1965), donde colgó las botas en 1965. Vistió la camiseta de la selección española en siete ocasiones entre 1955 y 1977.

Poco después de su retirada, comenzó su trayectoria como entrenador, primero en el equipo de su localidad natal.

Posteriormente pasó por el Sestao (1967-1972), Racing de Santander (1972-1977), Celta de Vigo (1977-1978), Almería (1978-1980) y Español (1980-1983).

Repitió en el Racing entre 1983 y 1987 y, a continuación, en el Celta de Vigo (1987-1988).

Pocos meses después pasó al Atlético de Madrid, en el que apenas estuvo unos meses, hasta el 6 de octubre de 1988, fecha en que presentó su dimisión al presidente rojiblanco, Jesús Gil.

Ese mismo mes se comprometió con el Murcia, entonces en Primera, pero tampoco duró mucho, ya que fue destituido en abril de 1989.

Ausente de los banquillos durante algún, regresó a comienzos de marzo de 1990 a entrenar al Celta de Vigo, en el que permaneció hasta los primeros días de enero de 1991.

Comenzó la temporada 1992-93 en el Polideportivo Almería, de Tercera División, ciudad en la que se tenía buen recuerdo de él por haber conseguido el ascenso del Almería a Primera, pero a comienzos de febrero de 1993 fue cesado y no volvió a entrenar.

Maguregui, que estaba casado y tenía dos hijos, arrastraba problemas de salud en los últimos años.

La última ocasión en la que se le vio en público fue el pasado 5 de junio, en la despedida del viejo estadio de San Mamés junto con otros futbolistas míticos del club rojiblanco.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *