Francia pasa a cuartos de final al eliminar a Nigeria

enyeama lamenta el error en el gol de franciaFoto: AFP
Lo sucedido este lunes en Brasilia recuerda a un combate de boxeo en el que un púgil lleva dominada la pelea a los puntos minando a su rival. Pero cuando llegan los últimos asaltos, descuida la guardia y ese adversario que estaba tocado conecta dos directos al mentón que envían al dominador a la lona. Nigeria supo maniatar a los galos, pero los de Deschamps sacaron petróleo de su empuje, sobre todo cuando Griezmann despertó a un ataque que no sabía cómo inquietar a Enyeama.

Un Enyeama, portero de Nigeria, que fue héroe en muchos momentos pero que cometió un error que costó caro. No se le puede culpar directamente de ello, puesto que pretendía despejar, pero lo cierto es que dejó en bandeja el 1-0 a Pogba. El meta del Lille fue un muro que solo se resquebrajó dos veces. Las justas para derribarlo, para sufrir un castigo inmerecido pero que en un Mundial cuesta caro. Muy caro.

La primera parte pasó sin pena ni gloria para Francia, al tiempo que Nigeria presentaba sus credenciales para dar la sorpresa. Las Águilas amenazaron seriamente a los de Deschamps, sobre todo en un momento en el que se hizo el silencio en el sectror francés de la grada del Mané Garrincha. En el minuto 18, Emenike envió a la red un centro de Musa desde la banda izquierda. Sin embargo, el estadounidense Geiger apreció que el nigeriano estaba ligeramente en fuera de juego y anuló el gol.

Fue el gran susto para Francia y un serio aviso para una selección que no encontraba a Benzema cuando más lo necesitaba. La responsabilidad ofensiva la tomaba Pogba en alguna que otra ocasión. Sobre todo, cuando remató un buen centro de Valbuena y puso a prueba a Enyeama, bien colocado.

Las sensaciones que daba la selección de Keshi en la primera puerta eran buenas. Superando incluso algún contratiempo, como la caída de Onazi tras un choque con Pogba. El centrocampista de la Lazio lo pasó mal en Brasilia. Y más, cuando en la segunda parte Matuidi le remató. El francés se llevó una amarilla que bien podía haber sido roja. Omazi ya no volvió al campo.

Nigeria siguió acercándose a Lloris y creándole problemas. Tras el descanso, el delantero del Stoke City Odemwingie lo intentó con un disparo seco que el meta del Tottenham repelió. Pero a partir de ahí, Francia cambió radicalmente. Quizá una explicación fuera el cambio que Didier Deschamps realizó en el minuto 62, dos antes de la ocasión nigeriana. El espeso Giroud fue relevado por un Griezmann que dio mordiente al ataque galo.
Leer la noticia completa

Leo Messi marca un doblete en el triunfo de Argentina

messi sonrie despues de marcar uno de sus golesFoto: EFE
De nuevo Lionel Messi, con una gran actuación ante Nigeria, volvió a desnivelar la balanza a favor de Argentina, que ganó 2-3 con dos goles del delantero albiceleste para dejar a su equipo en el primer puesto del grupo F con pleno de victorias en los tres partidos de la fase de grupos.

Messi confirmó que es el mesías de Argentina. Es el único de su equipo capaz de hacer algo distinto, de poner una marcha más a un juego plano de una selección que disipa cualquier duda con las actuaciones del jugador del Barcelona.

Sin él, Argentina sería otra cosa. Su entrenador, Alejandro Sabella, declaró el día antes del duelo que hay que quitar presión a su figura porque hay más jugadores que pueden tirar del carro. Pero hoy por hoy, es casi imposible. Sin ningún escudero al lado, Messi tendrá que soportar la presión él solo. No hay otra.

Y es que Argentina tiene dos mediocentros, Javier Macherano y Fernando Gago que apenas aportan creación. El primero, por lo menos da equilibrio defensivo, pero el segundo tiene un ritmo futbolístico cansino. Da muchos pases cortos, al pie, sin profundidad y sin velocidad. Ese es el ritmo de Argentina.

Con una excepción. Cuando coge el balón Messi. Y este miércoles, lo volvió a hacer. Desde el segundo minuto lanzó a sus compañeros y ánimo las gargantas de un estadio que parecía La Bombonera de Buenos Aires. Porto Alegre, frontera con Argentina, atrajo a cien mil hinchas albicelestes. Cerca de 80.000 se quedaron fuera del estadio Beira-Rio.

Pero los que consiguieron un billete gritaron el primer gol de su equipo como nunca. Messi recogió un rechace dentro del área tras un disparo de Ángel Di María que paró Vincent Enyeama para fusilar al portero que fue su pesadilla en el Mundial de Sudáfrica de 2010.

En aquel torneo, Nigeria y Argentina se enfrentaron con victoria sudamericana por 0-1. Marcó Gabriel Heinze, pero Enyeama detuvo todas las intentonas de Messi hasta desesperarle. Sacó hasta cinco balones imposibles y después el argentino reconoció el talento de su rival.

Cuatro años después, batió a la primera a un portero excelente, que luego sacaría bastantes pelotas complicadas a Di María y al propio Messi. Pero no era el día de los milagros aunque Nigeria rezara por ellos. Se acercó en varias ocasiones, pero no pudo aunque a veces los rozara. Uno de ellos llegó un minuto después del tanto inicial de Messi, cuando Ahmed Musa empató con un zapatazo esquinado que no pudo parar Sergio Romero.
Leer la noticia completa

Nigeria con gol de Odenwingie elimina a Bosnia

nigeria dejo a bosnia fuera del mundialFoto: EFE
Bosnia-Herzegovina, la única selección debutante en el Mundial de Brasil, se despidió al cabo de dos partidos en circunstancias crueles pues un gol legal de Edin Dzeko fue anulado por el árbitro Peter O’Leary, que minutos después concedió a Nigeria un tanto gestado a través de una falta evidente.

La derrota por 1-0 dejó sin puntos a los Lirios Dorados, a los que la mala suerte acosó desde su debut en el Mundial pues el defensa Sead Kolasinac marcó en meta propia a los 3 minutos y allanó el camino de la victoria final de Argentina por 2-1 en el Maracaná.

El punta Emmanuel Emenike partió hoy en velocidad por la banda derecha y literalmente se llevó puesto a su custodio con una falta evidente que el árbitro neozelandés Peter O’Leary pasó por alto.

Sin más obstáculos tras pasar por encima de Senad Lulic, Emenike, jugador del Fenerbahce, sirvió el balón al centro del área a Peter Odemwingie, quien con remate seco introdujo el balón en la portería tras filtrarlo entre las piernas de Asmir Begovic.

El gol se produjo nueve minutos después de que el árbitro neozelandés anulara la maniobra que comenzó con una potente arrancada en velocidad de Dzeko y terminó con un latigazo a la puerta sin que nada pudiera hacer Vicent Enyeama.

Tres minutos después, el mismo delantero del Manchester City volvió a dejar en evidencia la lentitud de los zagueros nigerianos pero con el gol concedido, pese a los airados reclamos del banco, los de Safet Susic entraron en un hoyo negro y perdieron el ímpetu.

Los decisivos errores de apreciación de O’Leary ayudaron a las Súper Águilas a completar en sus dos salidas cuatro puntos, que las aproximan a los octavos de final, fase en la que hoy se matriculó Argentina con seis puntos y a falta de una jornada para el cierre del grupo F.

Irán, que sigue con un entero, se jugará la última carta el próximo 25 de junio frente a Bosnia mientras que Nigeria chocará contra Argentina con la obligación de no perder para no comprometer su pase.

El segundo tiempo se jugó sin muchos argumentos tácticos pues Bosnia buscaba un gol para empatar y alargar su agonía hasta la última jornada de la fase de grupos.
Leer la noticia completa

Irán y Nigeria el primer empate del presente Mundial

primer empate del mundialFoto: AFP
Irán y Nigeria firmaron el primer empate a cero de Brasil 2014, un resultado que premió el esfuerzo colectivo del conjunto que dirige el luso Carlos Queiroz, que desesperó a un inoperante y desacertado campeón africano.

Las Súper Águilas Verdes perdieron una magnífica oportunidad para comenzar con una victoria que le acercara a la lucha por la segunda plaza de un grupo que comanda Argentina como absoluta favorita.

El desarrollo del encuentro fue el previsible. Irán, un equipo limitado pero solidario hasta el extremo, se resguardó en su campo, con constantes ayudas, para frenar las alocadas acometidas de Nigeria y cerrar espacios.

Nigeria llevó la iniciativa, tuvo el control del balón, pero nada más. John Obi Mikel trató de dirigir junto a Ramon Azeez sin apenas éxito.

Ni Ahmed Musa ni Victor Moses, los teóricos puñales por las bandas del cuadro de Stephen Keshi, pudieron hacer valer su velocidad y Emmanuel Emenike estuvo muy solo en punta.

Y eso que las Super Águilas Verdes tuvieron una doble ocasión nada más comenzar el partido gracias al esfuerzo de Emenike. Pero fue simplemente un espejismo. Sin precisión en el pase ni buenas combinaciones, el trabajo de los iraníes atrás les permitió crecer en confianza.

De hecho, hasta el conjunto asiático, al que le costaba un mundo aproximarse con peligro al área nigeriano, gozó de la mejor ocasión de gol en un saque de esquina que remató su delantero y hombre más peligroso, Reza Ghooichanejhad, pero se encontró con la buena intervención del portero Vincent Enyeama.

Stephen Keshi, quien se vio obligado a cambiar a la media hora por lesión al defensa Godfrey Oboabona y dar entrada a Joseph Yobo, no lo dudó en la reanudación y a los 52 minutos sacó del campo a un anulado Moses y se decantó por la veteranía y la experiencia de Shola Ameobi.

No le dio sus frutos y a los 69 minutos buscó otras soluciones con Peter Odemwingie, quien reemplazó a Azeez. Tampoco las encontró porque a fe en su trabajo pocos ganan a los iraníes.

Perfectamente ubicados sus jugadores en su campo, los pupilos de Queiroz fueron inabordables para Nigeria y, a la vez, incluso volvieron a inquietar en ataque, aunque sin pólvora en el remate.
Leer la noticia completa