Sandro Rosell dimite de su cargo como presidente del C.F. Barcelona – Jose Mª Bartomeu nuevo presidente

Sandro Rosell y Josep Maria Bartomeu
“Hace cerca de cuatro años, en las elecciones a la presidencia de 2010, miles de socios acudieron a las urnas con ilusión. Fue un día inolvidable, una fiesta democrática que reforzó la imagen y grandeza de nuestro club”. Así empezó su comparecencia de prensa Sandro Rosell. El hasta hoy presidente del Barça recordó que en aquellos comicios su pryecto se hizo con el “61 por ciento” de los votos.

Sandro se mostró orgulloso de lo cosechado las últimas tres temporadas y media bajo su mandato y recordó que el club superó muchos obstáculos. “En todos estos años hemos visto que nuestros éxitos son el resultado de vencer en el terreno de juego y de superar muchos obstáculos extradeportivos, políticos, o, lo que es peor, de nuestro propio entorno”, recordó, amén de repasar el palmarés del equipo de fútbol y de las secciones profesionales.

Rosell reivindicó que “hoy la idea del barcelonismo es un sentimiento global y lo seguirá siendo en el futuro”, sacó pecho por una “gestión económica eficaz, que nos ha permitido ser competitivos y reducir la deuda” y volvió a reivindicar “el proyecto de un nuevo Camp Nou que los socios deberán ratificar en el referéndum de abril”.

A partir de ese instante Rosell desveló lo que se había filtrado en las últimas horas. “Esta época de éxitos también ha tenido momentos muy difíciles. Desde hace tiempo mi familia y yo hemos sufrido en silencio amenazas”, desveló, matizando que ello le había llevado a “pensar si ser presidente significa tener que poner en riesgo a mi familia”. Sandro recordó, además, que dicha desgraciada circunstancia se había sumado que “en los últimos días he sufrido una injusta y temeraria acusación de apropiación indebida que ha desembocado en una querella contra mí en la Audiencia Nacional”. En ese sentido, Rosell volvió a denunciar envidias de los “rivales” por el fichaje de ‘Ney’. “Desde el primer momento he dicho que el fichaje de Neymar es correcto y que su contratación ha provocado la desesperación y envidia de algunos de nuestros rivales”, denunció.

Sandro aprovechó que comentaba el archiconocido ‘caso Neymar’ para reivindicar que “la confidencialidad es esencial en el mundo del fútbol” y fue entonces cuando quiso dejar claro que “esta junta directiva es un equipo”. Tras destacar la unión de su Junta, Rosell fue rotundo: “No quiero que ataques injustos afecten a la imagen del club. Pienso que mi etapa ha acabado aquí. He presentado a la Junta Directiva mi dimisión irrevocable. El vicepresidente primero, Josep Maria Bartomeu, se hará cargo de la presidencia inmediatamente y hasta el final del mandato en 2016, tal y como ha acordado por unanimidad la Junta Directiva”.
Leer la noticia completa