Bosnia salva el honor con su triunfo ante Irán

pjanic celebra el segundo gol de bosnia ante iranFoto: AFP
Cuando todo parecía concluido, en apenas un minuto, los 48.011 asistentes al estadio Fonte Nova vivió dos ráfagas de emoción. Reza Ghoochannejad descontó a los 82 minutos pero la alegría de Irán duró sesenta segundos con el tanto de Avdija Vrsajevic.

La selección de Irán había llegado a su última cita en Salvador dispuesta a hacer el partido de su vida para llevarse los tres puntos y esperar la ayuda de Argentina en el partido que a la misma hora jugaba con Nigeria.

La albiceleste hizo sus deberes pero los Príncipes Persas se quedaron en puro deseo frente al equipo Dragón.

La historia no pesó esta vez del lado de los iraníes, que en cinco encuentros pasados con los bosnios habían ganado cuatro partidos y empatado el otro.

Dzeko puso en ventaja a Bosnia a los 23 minutos con un remate a distancia que entró pegado a la cepa del vertical izquierdo sin dar opciones para la reacción a Haghighi.

El tanto del jugador del Manchester City pareció la respuesta contundente al seleccionador Safet Susic, que la víspera se planteó dejarle en el banquillo.

Pero aun así, Dzeko se fue debiendo fútbol y goles del Mundial que bien le hubieran venido al equipo del único país que debutaba en el torneo.

Y cuando más presionaban los Príncipes Persas, Pjanic apareció para poner la guinda a los 59 minutos, aunque la posición del centrocampista de la Roma al momento de rematar, muy justa, sugiere que estaba en fuera de lugar.

La intensidad del juego, dramático por la necesidad de Irán de ganar para alcanzar la clasificación a los octavos y el compromiso de los Dragones de no partir en blanco, trabó las acciones en los primeros minutos pero después, con el primer gol, se hizo de ida y vuelta.

Por estas mismas condiciones, un auténtico choque de trenes se produjo entre Susic y Besic en la mitad de la cancha, la zona donde se buscaba el control del balón.

Ambos centrocampistas quedaron regados por el césped, lo que provocó alarma en el banquillo del técnico Safet Susic.
Leer la noticia completa

De nuevo Leo Messi salva los muebles a Argentina

messi marcando el gol ante iranFoto: AFP
Al igual que ocurrió en la primera jornada ante Bosnia (2-1), los discípulos de Alejandro Sabella mostraron su peor cara ante uno de los rivales más débiles de todo el Mundial. De poco le sirvió al técnico alinear esta vez un once más ofensivo, pues ni siquiera con sus ‘cuatro fantásticos’ en ataque -Agüero, Higuaín, Di María y Messi- fue capaz de dinamizar el juego de un bloque lento, gris y carente de profundidad ni ideas.

La fortuna y un fogonazo de genialidad de un Messi que -pese al gol-, tampoco se libró de la mediocridad general, bastaron a Argentina para desequilibrar la balanza ante una Irán que, en la segunda mitad, se estrelló ante Romero. El meta argentino evitó el descalabro de los suyos con varias intervenciones decisivas.

Demasiado alejado del área, y bajando a buscar casi siempre el balón a la media, Messi no destacó. Pero, cuando todo apuntaba a que el duelo acabaría con el 0-0 inicial, el ’10’ del Barça salió al rescate de la albiceleste superando a Haghighi con una de sus clásicas internadas desde la derecha hacia el centro. Tras plantarse en la frontal, envió el balón a la red conectando un potente zurdazo ajustado al poste (1-0, 91′). Un gol de rosca ‘marca de la casa’.

Las ganas de Leo salvaron a una Argentina que deberá mejorar -y mucho- si aspira a alzarse con el título.

Irán plantó cara hasta el final, y su sólida defensa dejó en evidencia la alarmante falta de recursos de los de Sabella. A Argentina le sirvió de poco tener el monopolio del balón. Casi todas sus ocasiones de gol llegaron en acciones a balón parado, ya sea de falta (Messi, 32′) o de córner (Rojo, 24′ o Fernández, en el 44′). El resto corrió a cargo del inspirado meta Haghaghi, providencial desbaratando sendos remates de Higuaín (13′) y Agüero (21′).

El combinado asiático no se arrugó, y su menor potencial y su condición de ‘Cenicienta’ no le privaron de llevar peligro al área rival. Casi siempre a la contra, o bien a balón parado. Hoseini (4′ y 41′) estuvo a punto de marcar antes del descanso.

Las fuerzas se igualaron aún más en la reanudación, cuando los de Queiroz creyeron más en sus posibilidades. Romero fue clave exhibiendo sus reflejos ante Ghoochannejad (53′).
Leer la noticia completa

Irán y Nigeria el primer empate del presente Mundial

primer empate del mundialFoto: AFP
Irán y Nigeria firmaron el primer empate a cero de Brasil 2014, un resultado que premió el esfuerzo colectivo del conjunto que dirige el luso Carlos Queiroz, que desesperó a un inoperante y desacertado campeón africano.

Las Súper Águilas Verdes perdieron una magnífica oportunidad para comenzar con una victoria que le acercara a la lucha por la segunda plaza de un grupo que comanda Argentina como absoluta favorita.

El desarrollo del encuentro fue el previsible. Irán, un equipo limitado pero solidario hasta el extremo, se resguardó en su campo, con constantes ayudas, para frenar las alocadas acometidas de Nigeria y cerrar espacios.

Nigeria llevó la iniciativa, tuvo el control del balón, pero nada más. John Obi Mikel trató de dirigir junto a Ramon Azeez sin apenas éxito.

Ni Ahmed Musa ni Victor Moses, los teóricos puñales por las bandas del cuadro de Stephen Keshi, pudieron hacer valer su velocidad y Emmanuel Emenike estuvo muy solo en punta.

Y eso que las Super Águilas Verdes tuvieron una doble ocasión nada más comenzar el partido gracias al esfuerzo de Emenike. Pero fue simplemente un espejismo. Sin precisión en el pase ni buenas combinaciones, el trabajo de los iraníes atrás les permitió crecer en confianza.

De hecho, hasta el conjunto asiático, al que le costaba un mundo aproximarse con peligro al área nigeriano, gozó de la mejor ocasión de gol en un saque de esquina que remató su delantero y hombre más peligroso, Reza Ghooichanejhad, pero se encontró con la buena intervención del portero Vincent Enyeama.

Stephen Keshi, quien se vio obligado a cambiar a la media hora por lesión al defensa Godfrey Oboabona y dar entrada a Joseph Yobo, no lo dudó en la reanudación y a los 52 minutos sacó del campo a un anulado Moses y se decantó por la veteranía y la experiencia de Shola Ameobi.

No le dio sus frutos y a los 69 minutos buscó otras soluciones con Peter Odemwingie, quien reemplazó a Azeez. Tampoco las encontró porque a fe en su trabajo pocos ganan a los iraníes.

Perfectamente ubicados sus jugadores en su campo, los pupilos de Queiroz fueron inabordables para Nigeria y, a la vez, incluso volvieron a inquietar en ataque, aunque sin pólvora en el remate.
Leer la noticia completa