Suiza se clasifica con un triplete de Shaqiri

shaqiri marco un triplete contra hondurasFoto: EFE
Así, tras el 0-3 que le aplicaron los helvéticos a los centroamericanos, Suiza se afianzó en la segunda posición del Grupo E, liderado por Francia quien en un empate sin goles provocó la eliminación de Ecuador, que también tenía opciones de continuar en la competición.

La Suiza del alemán Ottmar Hitzfeld, que dejará los banquillos tras la Copa del Mundo, estuvo guiada por el talento del media punta del Bayern de Munich que en los minutos 6, 31 y 71 condenaron a la eliminación a los catrachos en la amazónica Manaos, donde se rozaron los 30 grados y un 80 % de humedad en el aire.

Así, la primera jugada elaborada de los suizos causó problemas al guardameta y capitán hondureño, Noel Valladares, quien en el primer disparo a puerta solo pudo mirar como el balón penetraba en su portería.

Uno a cero y se disipaban las esperanzas hondureñas que se aferraban a una derrota ecuatoriana en el choque contra Francia, y a ganar a Suiza por al menos dos goles de diferencia para acometer la ‘machada’ del grupo y casi del Mundial.

Cuentas que dejaron de salir tras el segundo tanto suizo. Otra vez Shaqiri afligía un duro revés a los hondureños en un rápido y efectivo contraataque helvético que Valladares tampoco pudo evitar y que cerró el marcador de la primera parte.

Ya en el segundo tiempo, la entrada de Marvin Chávez reactivó el juego ‘catracho’ que se centró en la banda izquierda, de donde salieron las ocasiones de gol más claras para los centroamericanos pero que, aún así, no fueron aprovechadas por unos desafortunados Jerry Bengtson y Jerry Palacios.

En el minuto 70, la capacidad resolutoria de Shaqiri colocaba el 3-0 y el partido se redujo a los últimos coletazos por parte de ambas selecciones visiblemente cansadas por el calor y la humedad.

Aún así, los de Luis Fernando Suárez no bajaron los brazos y Bengtson y Andy Najar tuvieron en sus botas el gol de la honra que, pese a la insistencia, no terminó por entrar en la portería del portero suizo, Diego Benaglio.
Leer la noticia completa

Victoria de Ecuador por 2 a 1 sobre Honduras

victoria de Ecuador sobre HondurasFoto: EFE
La selección de Ecuador ganó 1-2 a Honduras con una actuación sobresaliente de Enner Valencia, que marcó los dos goles de la “Tri” y que sirvieron para dejar en coma al cuadro de Luis Fernando Suárez, necesitado de un milagro para alcanzar los octavos de final.

Enner Valencia fue el causante del estado en el que se queda Honduras. Suma tres goles en dos partidos y gracias a él su equipo sigue con sus posibilidades intactas. Su oportunismo está siendo providencial. El juego de la “Tri” no está siendo bueno y hoy volvió a aparecer para acercar a Ecuador a octavos. Honduras necesitará un milagro. Golear a Suiza y que Francia haga lo mismo con Ecuador en Maracaná.

El encuentro auguraba cierto favoritismo para Ecuador, un equipo más hecho, con un ataque más potente que Honduras, una selección en plena formación y ascenso pero con ciertas carencias.

Los entrenadores de ambas selecciones, Reinaldo Rueda y Luis Fernando Suárez, conocían perfectamente al rival. Ambos dirigieron en el pasado al equipo contrario y la amistad que se profesan se tornó por un día en una guerra sin cuartel.

Era necesaria. Los dos se jugaban mucho. Perdieron el primer partido y necesitaban puntuar de cualquier manera. Casi no había margen de error y se notó. Hubo muchos nervios, sobre todo al principio de un duelo en el que Honduras no tenía a Wilson Palacios por sanción y Ecuador hizo un cambio: Oswaldo Minda entró en el centro del campo en el lugar de Carlos Gruezo.

Rueda buscó mayor fluidez entre líneas, pero apenas la encontró, sobre todo en la primera parte. Tuvo suerte de que su rival tampoco estuvo afortunado. Cualquier otro de mayor categoría podría haber liquidado en un santiamén a Ecuador. Sin embargo, salió vivo de un primer acto algo errático.

Sus teóricas estrellas apenas brillaron. Sobre todo Antonio Valencia, que todavía no ha conseguido despertar desde que empezó el Mundial. Ni Jefferson Montero, que rara vez ha mostrado su increíble desborde. Tampoco anda fino Felipe Caicedo, muy bravo pero poco acertado.
Leer la noticia completa

Francia debuta con victoria en el mundial

benzema fue el gran protagonistaFoto: EFE
Benzema fue el hombre del partido. Aún así, le costó, como le cuesta en su club, donde a veces es capaz de brillar como el que más y otras se esconde para no aparecer en muchos partidos. En su estreno mundialista estuvo desaparecido durante casi toda la primera parte. Fue su primera versión. Después, apareció la segunda, la mejor, la que le ha dado fama y con la que acabó con la resistencia de su primer rival en Brasil.

Y es que la aventura de Honduras, en su segundo Mundial consecutivo, comenzó en un estadio, el Beira Rio de Porto Alegre, en el que no llegaron a sonar los himnos de los dos países protagonistas. Fue un síntoma de descontrol que posteriormente no afectó a los hombres de Didier Deschamps y sí a los de Luis Fernando Suárez. El cuadro centroamericano pasó una semana dándole vueltas a una posible insinuación de Francia de que su juego era violento. Perdió el tiempo en una historia sin importancia que, sin embargo, estuvo relacionada con el devenir del choque.

Fue Francia la que siempre tuvo el control. Nunca dejó a Honduras acercarse a la portería de su capitán, Hugo Lloris, que en la primera parte no recibió ningún disparo entre los tres palos. Vivió una tarde plácida, seguramente inédita en su carrera. Desde su área, Lloris contempló como sus compañeros se hicieron con el balón y no lo soltaron. Casi todo el peso del juego lo llevó Mathieu Valbuena, que estuvo excepcional y omnipresente durante casi todo el partido.

Sin Franck Ribery, el único futbolista que perturbó la convivencia de una selección que es una balsa de aceite comparada con la del Mundial de Sudáfrica, Valbuena tomó el mando con mucha clase. Él, junto al lateral derecho Mathieu Debuchy, protagonizaron casi todas las jugadas de ataque de Francia en los primeros 45 minutos. Arriba, Karim Benzema y Antoine Griezmann, que sentó a Olivier Giroud en el banquillo, tenían menos protagonismo. Sobre todo el jugador del Real Madrid, que parecía que iba a alimentar más su leyenda de futbolista indolente hasta que marcó el primer tanto del duelo, de penalti, justo antes del descanso. Ahí comenzó a funcionar. Antes, el propio Griezmann mandó un cabezazo al travesaño tras un buen servicio de Patrice Evra y Blaise Matuidi se encontró con Noel Valladares y el larguero justo después de un disparo peligroso. El tanto de Benzema, por el dominio de Francia, fue justo.

La clave violenta, aquella que Honduras dijo que Francia insinuaba, apareció en dos jugadas entre Paul Pogba y Wilson Palacios que fueron determinantes. En la primera, Pogba fue objeto de una falta por parte del hondureño, que remató con dos patadas al futbolista del Juventus. El carácter indomable del joven futbolista hizo que se revolviera para patear a su rival. Los dos vieron amarilla. Después, en el minuto clave, el 44, Palacios vio su segunda tarjeta tras cometer un penalti sobre Pogba que parecía claro. Benzema, desaparecido hasta ese instante, no falló desde los once metros, derribó el muro de Honduras y, Francia, con un jugador más, se marchó al vestuario con la tranquilidad de quien se sabe ganador.
Leer la noticia completa