La Portugal de Cr7 a casa por diferencia de goles

cristiano ronaldo desesperado ante ghana Foto: AFP
Portugal logró una inútil victoria por 2-1 frente a Ghana gracias al primer y único gol de Cristiano Ronaldo en el Mundial, al que ambas selecciones han dicho adiós con un partido tan discreto como su propio paso por Brasil.

A Portugal solamente le servía una goleada, pero lejos estuvo siquiera de buscarla. El equipo de Paulo Bento jugó un partido sin ideas y se planteó como principal argumento ofensivo los pelotazos buscando a Ronaldo a la espalda de los fuertes defensores ghaneses.

Pero CR7 no está en su mejor forma y sólo en contadas ocasiones logró librarse de los rocosos defensas del conjunto africano, que también precisaba una victoria para llegar a los octavos de final.

La primera jugada de peligro, sin embargo, nació de los pies de Cristiano Ronaldo en el minuto 5, aunque fue por error. El jugador del Real Madrid desbordó y centró, pero el balón hizo una inesperada parábola y se estrelló en el travesaño antes de salir del campo.

Ghana comenzó a animarse tras los primeros diez minutos y halló una veta para aproximarse a la portería de Beto en el lado izquierdo de la defensa portuguesa, en la que Miguel Veloso ofrecía demasiadas libertades.

Afful desbordó con facilidad frente a un Veloso perdido, que obligaba al central Bruno Alves a multiplicarse para contener las penetraciones del habilidoso Atsu y de un incisivo Gyan.

Pero Beto respondió bien. El portero del Sevilla fue exigido dos veces por Gyan y evitó un primer gol ghanés que habría sido un mazazo para los lusos.

Ghana explotaba esa banda izquierda, huérfana desde la lesión de Fábio Coentrao, pero le faltaba puntería a la hora de definir y el empate que no servía ni a uno ni a otro tensaba los nervios de un partido cada vez más impreciso y con el error como norma.

Sin presionar, sin crear mucho peligro y casi sin merecerlo, en el momento en que Ghana más amenazaba, Portugal se encontró con un gol que, precisamente, llegó por error.
Leer la noticia completa

Gran partido entre Ghana y Alemania

gotze celebrando su gol a ghanaFoto: AFP
El combinado germano tendrá que esperar a su próximo partido ante EE.UU para sellar el pase a octavos de final en el Mundial.

Mario Götze (51′) adelantó a los alemanes, pero Ghana remontó con tantos de Jordan Ayew (54′) y Samoah Gyan (63′). El empate definitivo llegó gracias a un recién ingresado Miroslav Klose (71′), que igualó al brasileño Ronaldo como máximo goleador en la historia de los Mundiales con 15 tantos.

La ambición de los africanos y las temperaturas cercanas a los 30 grados en Fortaleza pasaron factura a Alemania.

El equipo de Joachim Löw, uno de los favoritos del torneo, exhibió una cara muy diferente del que goleó 4-0 a Portugal en el debut y en amplias fases del partido se mostró impreciso e incluso dominado por el rival.

Alemania sigue liderando el Grupo G con cuatro puntos y Ghana es tercera con uno, aunque la clasificación podría variar este domingo cuando se enfrenten EE.UU, segundo con tres puntos, ante la Portugal de Cristiano Ronaldo, última sin puntos. Ninguno de los cuatro equipos quedó aún fuera ni selló su pase a octavos.

El técnico Kwesi Appiah sacó un equipo valiente que sorprendió presionando muy arriba y buscando siempre la portería de Manuel Neuer. Ya en el minuto siete Gyan disparó desviado dentro del área y en el 14′ Christian Atsu forzó al meta con un buen tiro.

Alemania luchó por imponer el juego que había funcionado ante Portugal: control en el medio campo y aceleración de Götze y Mesut Özil ante el área rival para el último toque de Thomas Müller. Pero sólo lo logró en fases aisladas del primer tiempo.

Así llegó en el minuto 20 un desborde de Özil por la derecha y un centro venenoso que Thomas Müller no llegó a conectar ya en el área chica al ser molestado por un defensa. Toni Kroos avisó cinco minutos más tarde con un buen disparo de fuera del área.

Pero Ghana volvió a animarse y se adueñó otra vez del centro del campo. Neuer tuvo que volver a lucirse para despejar un bombazo de Sulley Muntari en el 33′ desde 25 metros.

El entretiempo llegó con los alemanes acorralados en su área tras un cabezazo de Ayew y un córner mal despejado por Neuer. Las cifras confirmaban las sensaciones: los ghaneses dispararon ocho veces al arco en el primer tiempo, el doble que los alemanes.
Leer la noticia completa

En el final del partido Brooks salvó a EE.UU

eeuu paso muchos apuros ante ghanaFoto: AFP
Clint Dempsey, a los 30 segundos de partido -el quinto más rápido de la historia de los Mundiales y primero del presente- abrió el marcador. Ghana empató en el minuto 82 por medio de Andre Ayew y, cuatro después, deshizo la igualada John Brooks.

El cabezazo del zaguero, que llegó a los 86 minutos para remendar la defensa que dejó por lesión Matt Besler, dio un premio justo a un laborioso trabajo del equipo de las Barras y las Estrellas en un partido que se jugó con intensidad en ambas áreas, sin pausa.

Pero resultó ser también un enorme castigo para una selección de Ghana que corrió y luchó como si fuera para sus jugadores el último partido de sus carreras.

Apenas pasó medio minuto y el delantero de 31 años Clint Dempsey ya estremecía la red de la portería de Adam Kwarasey.

El de Dempsey, jugador del Seattle Sounders, se convirtió en el gol más rápido que se marca de momento en la vigésima edición de la Copa del Mundo, que comenzó el 12 de junio en Sao Paulo y termina el 13 de julio en Río de Janeiro.

El partido de hoy en Natal completó la primera jornada del grupo G. Horas antes, la Alemania de Joachim Löw machacaba a la Portugal de Cristiano Ronaldo con un inapelable 4-0.

La selección de Jurgen Klinsmann, que a pesar de ganar en su región no solía gustar, hoy se mostró sólida en defensa a pesar de la fuerza descomunal que desplegaron los ‘Black Stars’.

Si no penetraban por lo civil a los pagos de Tim Howard, que hoy celebró 101 partidos, el recurso ‘criminal’ en este caso lo plasmaba Ghana con el despliegue a punta de músculo.

Asamoah Gyan mantuvo en permanente tensión a Fabian Johnson y Geoff Cameron mientras en la mitad de la cancha Chistian Atsu y Jordan Ayew se abrían por las bandas y llevaban al sacrificio a Alejandro Bedoya, Michael Bradley y Jermaine Jones.
Leer la noticia completa