Francia primera del grupo E y Ecuador a la calle

ecuador eliminada tras empatar con franciaFoto: EFE
Ecuador abandonó el Mundial de Brasil sin arriesgar mucho y desperdiciando todo lo que encontró en el estadio Maracaná para cambiar su suerte al empatar 0-0 con una Francia impetuosa sobre el final que no ganó por culpa del gran encuentro del guardameta Alexander Domínguez.

El portero ecuatoriano paró todo lo que Benzema, Sissoko, Griezman, Giroud y Pogba le lanzaron mientras sus compañeros de ataque desaprovecharon sus contragolpes peligrosos. Ni siquiera la brutal falta de Antonio Valencia sobre el lateral Digne que le costó la expulsión en el minuto 50 por roja directa, fue excusa para los ecuatorianos, que lo intentaron pese a la inferioridad.

El primer tiempo, muy físico, de poder a poder, poco dejó para el espectáculo y mucho tuvo que ver al final con la eliminación de los ecuatorianos. La cabeza de Noboa ensangrentada tras un choque resumió lo que fueron los 45 primeros minutos, muy físicos y con mucho contacto. Codos, brazos, cabezas fueron esgrimidas una y otra vez. Y en los intervalos de cada desarme, de cada obstrucción, emergió el fútbol y las ocasiones de gol. La más clara de la primera mitad, un cabezazo de Enner Valencia que desvió Hugo Lloris.

En la segunda mitad, Francia tuvo las ocasiones más claras del partido, pero Ecuador también pudo sorprender a la contra. Al final, ni unos ni otros vieron portería y acabaron sellando un empate a cero que deja a Francia como primera de grupo y a Ecuador, como la única selección sudamericana eliminada en la primera fase del Mundial.
Leer la noticia completa

Victoria de Ecuador por 2 a 1 sobre Honduras

victoria de Ecuador sobre HondurasFoto: EFE
La selección de Ecuador ganó 1-2 a Honduras con una actuación sobresaliente de Enner Valencia, que marcó los dos goles de la “Tri” y que sirvieron para dejar en coma al cuadro de Luis Fernando Suárez, necesitado de un milagro para alcanzar los octavos de final.

Enner Valencia fue el causante del estado en el que se queda Honduras. Suma tres goles en dos partidos y gracias a él su equipo sigue con sus posibilidades intactas. Su oportunismo está siendo providencial. El juego de la “Tri” no está siendo bueno y hoy volvió a aparecer para acercar a Ecuador a octavos. Honduras necesitará un milagro. Golear a Suiza y que Francia haga lo mismo con Ecuador en Maracaná.

El encuentro auguraba cierto favoritismo para Ecuador, un equipo más hecho, con un ataque más potente que Honduras, una selección en plena formación y ascenso pero con ciertas carencias.

Los entrenadores de ambas selecciones, Reinaldo Rueda y Luis Fernando Suárez, conocían perfectamente al rival. Ambos dirigieron en el pasado al equipo contrario y la amistad que se profesan se tornó por un día en una guerra sin cuartel.

Era necesaria. Los dos se jugaban mucho. Perdieron el primer partido y necesitaban puntuar de cualquier manera. Casi no había margen de error y se notó. Hubo muchos nervios, sobre todo al principio de un duelo en el que Honduras no tenía a Wilson Palacios por sanción y Ecuador hizo un cambio: Oswaldo Minda entró en el centro del campo en el lugar de Carlos Gruezo.

Rueda buscó mayor fluidez entre líneas, pero apenas la encontró, sobre todo en la primera parte. Tuvo suerte de que su rival tampoco estuvo afortunado. Cualquier otro de mayor categoría podría haber liquidado en un santiamén a Ecuador. Sin embargo, salió vivo de un primer acto algo errático.

Sus teóricas estrellas apenas brillaron. Sobre todo Antonio Valencia, que todavía no ha conseguido despertar desde que empezó el Mundial. Ni Jefferson Montero, que rara vez ha mostrado su increíble desborde. Tampoco anda fino Felipe Caicedo, muy bravo pero poco acertado.
Leer la noticia completa

Suiza gana a Ecuador en el tiempo añadido

suiza gana a ecuadorFoto: EFE
Suiza se impuso este domingo a Ecuador por 2-1 en el debut de ambos equipos en el Mundial de Brasil, gracias a un gol en tiempo añadido de Haris Seferovic, delantero de la Real Sociedad, que rompió un empate con el que los suramericanos parecían haberse conformado.

El partido, disputado en el estadio Mané Garrincha de Brasilia, parecía destinado a concluir con el primer empate de este torneo, pero Severovic, que había saltado al campo a los 75 minutos, no lo permitió y le asestó un mazazo a Ecuador cuando el árbitro se aprestaba a sentenciar el fin del encuentro.

Hasta ahí, Ecuador había jugado con más desenfado. El equipo que dirige Reinaldo Rueda tiene buen toque, alegría y velocidad, aunque peca de cierto desorden táctico.

Suiza, mucho más metódico, impuso su estrategia, impuesta por el veterano técnico germano Ottmar Hitzfeld, pobló el centro del campo y buscó aproximarse al área ecuatoriana siempre en bloque, pero sin muchas ideas.

Atrás Ecuador se mostraba seguro y sólo algún desborde de Lichtstenier llegaba a provocar algún susto al portero Domínguez.

Suiza probó entonces de lejos. Xhaka, Shaquiri y Von Bergen lo intentaron desde fuera del área, pero sin ninguna puntería.

Cuando promediaba la primera etapa del choque, el trabajo ofensivo del lateral suizo Lichtstenier le pasó factura. En uno de sus tantos desbordes, el defensa helvético demoró en regresar y llegó tarde para detener una escapada de Montero, a quien acabó derribando.

Era lo que Ecuador esperaba. Centro de Noboa y Enner Valencia, con la potencia de su salto para elevarse, conectar de cabeza y poner en ventaja a los suramericanos en el minuto 22.

Algarabía total en un estadio Mane Garrincha volcado en favor de Ecuador y con una fuerte presencia de hinchas de ese país, a los que las banderas de los brasileños ayudaron a teñir casi por completo de amarillo las tribunas.

En el inicio de la segunda mitad, Hitzfield comenzó a mover sus piezas, mandó al vestuario a un poco eficiente Stocker y lo sustituyó por Admir Mehemedi.

No le podría haber salido mejor al técnico alemán. Nada más comenzar el segundo tiempo, su equipo se encontró con un tiro de esquina centrado al medio del área por Shaquiri y Mehemedi, que ni siquiera había sudado todavía, igualó el marcador de cabeza ante la pasividad de su marcador.
Leer la noticia completa