Argentina empata con Colombia (contiene vídeo)


EFE.- Colombia aprobó en Santa Fe todas las asignaturas futbolísticas pero falló en la definición y sólo por eso no venció a una frustrante Argentina en el partido que abrió la segunda jornada del Grupo A de la Copa América.

La selección local se retiró del campo sonoramente reprobada por los hinchas, que por momentos insultaron a sus jugadores y por otros hasta pidieron a Diego Maradona, todo un grito de guerra en el fútbol argentino

Sólo el guardameta Sergio Romero dio la talla en el equipo local, que fracasó una y otra vez ante un equipo colombiano ordenado tácticamente y con una fortaleza espiritual que contagió a los miles de hinchas que lo alentaron.

El cero definió el primer tiempo de los de Sergio Batista, que repitieron y hasta empeoraron la discreta actuación en el debut del torneo ante Bolivia.

Dubitativo en defensa, flojo en el centro del campo y anémico ofensivamente, Argentina no se fue al descanso en desventaja porque Sergio Romero estuvo lúcido y expeditivo en las que le tocó intervenir y porque Dayro Moreno malogró una situación que le costará olvidar cuando corría el minuto 25.

Colombia cedió el terreno y la posesión del balón al equipo local, con cuatro defensas bien concentrados, un medio tapón, otros cuatro perros de presa que defendían y se desplegaban en ataque y Radamel Falcao como ariete y único jugador que no pasaba la línea de la pelota a la hora de recuperar.

Pero ni bien los de Hernán Darío Gómez descubrieron la endeblez defensiva de Argentina comenzaron a animarse y a generar sensación de peligro constante en las cercanías de Romero.

La Albiceleste no hacía pie en el centro del campo, donde Javier Mascherano, hoy extremadamente rústico, se debatía en solitario ante la superioridad numérica que en esa zona ejercía Colombia y la intrascendencia de sus laderos Ever Banega y Esteban Cambiasso, que nunca encontraron su lugar.

Sólo Pablo Zabaleta plantó cara en los primeros minutos con algunas proyecciones interesantes por la banda derecha, que no tenían continuidad en ninguno de los tres delanteros, incluido un Lionel Messi desconocido.

La primera gran ocasión para marcar fue del equipo colombiano, tras un centro desde la izquierda de Moreno que alcanzó a ser conectado defectuosamente por Adrián Ramos en el centro del área a los 19 minutos.
Leer la noticia completa

Brasil empata y Neymar muestra su peor cara


Está visto que a los grandes se les atraganta su debut en la Copa América Argentina 2011. Tras el pobre debut de la anfitriona Argentina con su empate (1-1) frente a Bolivia, a Brasil no le fueron mejor las cosas en su debut contra Venezuela.

Empezó jugando Brasil con frescura y parecía que su debut iba a ser plácido y en el primer tiempo gozó de varias ocasiones que no supieron definir, pero una vez en el segundo tiempo su juego se hizo cada vez mas tosco y los que en la primera parte destacaron, como Dani Alvez, Neymar de fueron diluyendo como azucarillos.
Y se llegó al final del encuentro sin dar la sensación de ser una de las selecciones favoritas para llevarte esta Copa América que tan huérfana de buen fútbol ha comenzado.

En el descanso del partido y como no podía ser menos Neymar protagonizó un incidente con el seleccionador venezolano Cesar Farías.
Neymar al ser recriminado por Farías (supuestamente) agredió al técnico venezolano:
“Sentí un golpe de atrás, pero son cosas normales del fútbol (…) Cuando me tenía la policía agarrado también me pegaron”, comentó el DT sobre si acaso Neymar le pegó.
“Prefiero que se peleen conmigo y no con los jugadores”, agregó Farías.
A su vez el crack brasileño se tomó con calma el incidente del descanso. “No pasó nada, son cosas del fútbol”

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=_PIQ_xz7mtw[/youtube]

Leer la noticia completa

Argentina empieza con mal pié la Copa América


EFE.- Edivaldo Rojas, con la ayuda inestimable de Ever Banega (jugador del Valencia, España), adelantó en el marcador al equipo verde cuando empezaba el segundo tiempo (m.48) y Sergio Agüero estableció el empate a los 76 minutos, cuando a la Albiceleste la había ganado el desorden, el nerviosismo y la desesperación.

La igualada fue largamente celebrada por los 1.000 bolivianos que acudieron al Estadio Unico Ciudad de La Plata para alentar a su selección, que a punto estuvo de dar un cachetazo aún más sonoro a las estrellas del conjunto anfitrión del torneo.

Argentina fue un equipo desdibujado y Messidependiente en un primer tiempo en el que prevaleció la presión, el roce físico y las equivocaciones con el balón.

Fue de mayor a menor, todo lo contrario a Bolivia, al que le costó en los primeros minutos hacer pie en el campo pero que, lejos de desbordarse, esperaba con orden y disciplina táctica, y amenazaba con Marcelo Moreno Martins, por momentos una pesadilla para Gaby Milito y Nicolás Burdisso.

Los albicelestes intentaron ser un equipo corto, con defensas concentrados y bien cerca del centro del campo, Javier Mascherano aportando equilibrio y Esteban Cambiasso y Ever Banega intentando asociarse con Messi, el más lúcido de lejos.

A los dos minutos yuvo la primera ocasión Carlos Tevez al rematar de cabeza desviado desde buena posición y debieron pasar más de veinte para que los dirigidos por Sergio Batista volvieran a tener otra ocasión propicia para marcar, este vez en los pies de Ezequiel Lavezzi y tras otro pase en profundidad de Messi.

Bolivia ya hacía pie en el partido, con Walter Flores y Jaime Robles como abanderados de la contención pero con una formación absolutamente solidaria, con Moreno Martins como gran referencia ofensiva.

El conjunto verde no inquietó demasiado a Sergio Romero, pero le complicó el partido con inteligencia y por momentos logró fastidiar a Messi y a Tevez, quien no sólo se cansó de chocar con los rivales sino que pareció disgustado con su puesto. Definitivamente, la banda no le sienta bien.

En su jugada más influyente, el ‘Apache’ pudo abrir el marcador a los 32 minutos con un remate bajo que controló bien Carlos Arias y también Esteban Cambiasso a los 34, al ingresar vacío por el sector izquierdo del área tras un zurdazo débil de la ‘Pulga’.

Cuando la afición todavía digería el cambio de Ángel Di María por Cambiasso, un error de Banega después de un saque de esquina permitió a Edivaldo Rojas, de tacón, batir a Romero y dejar congelado al estadio.
Leer la noticia completa