Holanda se lleva el tercer puesto tras humillar a Brasil

Holanda se lleva el tercer puestoFoto: EFE
La final de consolación solo respondió a este apelativo para Holanda. El equipo de Louis van Gaal se fue con el buen sabor de boca del triunfo y la sensación de que se cierra una etapa de forma digna. Por contra, Brasil vivió un nuevo suplicio, demostrando que sin Neymar es muy poca cosa. Y que, además, necesita replantearse su futuro para estar a la altura de su leyenda.

Parecía que Holanda arrancaba el partido en peores condiciones pues Sneijder se tuvo que quedar en el banquillo por unas molestias musculares; pero desde el primer minuto se pudo comprobar que Brasil todavía estaba bajo el efecto de la goleada ante Alemania.

Así, el equipo de Scolari, vulnerable y temeroso, se encontró además con que sus dos centrales concedieron sendos errores en apenas un cuarto de hora. Thiago Silva agarró a Robben en la frontal del área y el árbitro transformó la acción en penalti a los 3 minutos; Van Perise no desperdició el regalo.

A los 16 minutos, David Luiz despejó de manera alocada al punto de penalti un centro de De Guzmán que había arrancado en fuera de juego a los 16′. El balón le cayó a Daley Blind que tampoco perdonó.

De esta forma tan absurda, dos errores arbitrales combinados con dos fallos de la ‘canarinha’, pusieron en clara ventaja a Holanda y convirtieron en un funeral el Estadio Nacional de Brasilia. Es evidente que el fútbol brasileño está abocado a una profunda reflexión de cara al futuro. Sus problemas no pasan exclusivamente por la ausencia de una estrella como Neymar.

La réplica brasileña llegó por medio de Oscar quien se hizo con el balón y el mando del equipo. Lo intentó todo; centró desde la derecha un buen balón al que no llegó Ramires; disparó desde la frontal para que blocara Cillessen; lanzó con peligro un par de faltas al área pequeña que sus compañeros no consiguieron rematar; y probó los slalom en solitario una y otra vez.

Resultó poca cosa frente a una Holanda asentada y confiada, aunque sobre la portería de Cillessen se sucedieron los balones colgados, a la búsqueda de los remates. El resto de los jugadores brasileños parecían fuera del partido. En estas circunstancias, al descanso se llegó con clara ventaja ‘Oranje’.

Scolari decidió realizar un cambio tras el descanso, incorporar a Fernandinho por Luiz Gustavo para ajustar el eje defensivo. Una muestra más de que ‘Felipao’ pensaba más en evitar una nueva humillación que en remontar el marcador.

Y es que, en el inicio de la reanudación, la tónica no cambió. Brasil seguía sin fútbol aunque intentaba llegar hasta Cillessen y Holanda, aprovechando los espacios, explotaba la velocidad de Robben a la búsqueda de tercer tanto. Entre el delantero del Bayern y Wijnaldum estuvieron a punto de conseguirlo en el 50′.

El fútbol de Brasil seguía con el encefalograma plano y sus únicas señales eran las patadas del recién ingresado Fernandinho. La entrada de Hernanes por Paulinho no arregló las cosas a nivel de juego pues su primera acción fue un peligroso pisotón a Robben que el colegiado, inexplicablemente, no sancionó con tarjeta. La idea era intimidar al rival y lo consiguieron.
Leer la noticia completa

Alemania destroza a Brasil por 7 a 1 y pasa a la final

alemania humilla a brasilFoto: AFP

Los alemanes sometieron a los de Felipe Scolari al peor correctivo en una semifinal de un mundial

El estadio de Mineirao revivió la versión moderna y más cruel del histórico Maracanazo. Sesenta y cuatro años después de que Uruguay humillara a Brasil en su propia casa, la selección alemana de Joachim Löw sometió a los de Felipe Scolari al peor correctivo en la semifinal de un Mundial.

A Alemania le bastó media hora, en la primera mitad, para barrer a Brasil del partido. El juego combinativo y poder ofensivo de los germanos se convirtió en un cócktel peligroso ante las lagunas defensivas de los de Felipe Scolari.

La baja de Neymar había condicionado anímicamente a los brasileños en los días previos al encuentro, pero ni la ausencia del azulgrana ni la del líder de la defensa, Thiago Silva, no bastaron para justificar la mala imagen mostrada por los anfitriones.

Pasarán décadas antes de que los brasileños superen la humillación a la que les sometió Alemania ante un estadio lleno hasta la bandera, que tras el descanso, y con el 0-5 ya en el marcador, se quedó casi en media entrada.

Los primeros minutos de Brasil no hacían presagiar la catástrofe. Impregnados por la impronta de sus dos jugadores ausentes, los brasileños arrancaron con intensidad y sometiendo a presión a Alemania. Sin embargo, los germanos siguieron a lo suyo, el toque, la velocidad de balón y la verticalidad.

Sin embargo, el primer síntoma de que Brasil no había preparado bien el partido no tardó en llegar. A los diez minutos de encuentro, Kroos picó un córner que llegó a los pies de Müller, libre de marca en la frontal del área pequeña, y que con una volea superó a Julio César para abrir el marcador.

El 0-1 descentró a los de Scolari, que no tuvieron tiempo para sobre ponerse y reaccionar. La desconcentración pasó factura, sobre todo cuando, pasado el minuto 20 de partido, el encuentro entró en los seis minutos más fatídicos de la historia reciente de Brasil.

En un abrir y cerrar de ojos, Klose (quien ya es el máximo goleador de la historia de los mundiales con 16 goles en 23 partidos), Kroos en dos ocasiones y Khedira pusieron el 0-5 en el marcador ante la incredulidad de los espectadores.

El tiki taka de Alemania en el interior del área brasileña fue letal. La defensa de la ‘verdeamarelha’, totalmente descolocada, y Julio César no podían hacer más que rezar, impotentes, para que la sangría cesara.

Pero aunque Alemania empezó a dosificarse, pensando ya en la final del domingo, la inercia marcó el rumbo del partido en la segunda parte. Con un Brasil que solo luchaba por salvar su honor con un gol, Neuer también tuvo sus minutos de gloria, protagonizando tres paradas dignas de mención.

Fue el único peligro capaz de generar Brasil, que para más inri tuvo que asistir a los macro rondos de Alemania sobre todo el terreno de juego ante la ovación de su propia afición.

Pero, por si una ‘manita’ no era suficiente humillación, Schurrle se sumó a la fiesta en la segunda parte. Salió al terreno de juego por el ya histórico Klose y firmó dos auténticos golazos.
Leer la noticia completa

Brasil pierde a Neymar para el resto del mundial

neymar se lesiona y dice adios al mundial
Neymar dice adiós al Mundial. Los peores pronósticos establecidos cuando el brasileño fue evacuado de urgencia desde el Estadio Castelao de Fortaleza se cumplieron apenas un par de horas después.

El crack del Barça sufre una fractura transversal de la tercera vértebra lumbar confirmada por los servicios médicos tras el violento rodillazo encajado por parte de Camilo Zúñiga. Una lesión que imposibilitará su participación en el resto del Mundial disputado en su país.

Rodrigo Lasmar, médico de la selección brasileña, confirmó la triste noticia ante los medios de comunicación y desveló el tratamiento a seguir por ‘Ney’. El delantero no se operará y llevará a cabo un tratamiento conservador con una faja para inmovilizar la zona afectada.

Se espera que el periodo de recuperación ronde entre las tres y las cinco semanas, lo que permitiría que llegue a tiempo para el arranque de la temporada con el Barça.

Bien entrada la madrugada del viernes al sábado estaba previsto que, a pesar del intenso dolor, Neymar viajase con sus compañeros de expedición a Río de Janeiro.
Leer la noticia completa

Brasil segundo semifinalista al derrotar a Colombia

brasil supera a colombiaFoto: AFP
Colombia, un equipo que busca el crecimiento y su propia historia, dejó en evidencia a Brasil, que salvó el pescuezo gracias a dos acciones a balón parado de sus centrales para lograr el pase a las semifinales del Mundial, en la que se encontrará el 8 de julio con Alemania en Belo Horizonte.

Brasil, sin magia alguna y aferrado al reloj en el tramo final del partido, rentabilizó a sus defensas también ante el gol.

Dos de sus zagueros, Thiago Silva y David Luiz apagaron el fuego de un choque invadido por la zozobra en los minutos finales, en los que Neymar fue retirado en camilla.

Brasil acabó agobiado, mirando el tiempo. En una cuenta atrás interminable y resguardado en su meta. Con el miedo en el cuerpo tras el penalti transformado por James, al que la cita en ningún caso le vino grande.

Ambos técnicos tomaron precauciones de entrada. A Luiz Felipe Scolari se le agotó la paciencia con Dani Alves, al que mandó al banco para dar entrada a Maicon. Cumplió su amenaza el preparador, que mantuvo al resto del equipo esperado. Incluido al atacante Fred. Su participación siempre está en el aire. Pero termina por jugar.

José Pekerman pretendió dar más solidez. Fue la hora de Fredy Guarín como titular para el centro del campo junto a Carlos Sánchez. Además, recuperó como titular a Víctor Ibarbo en el sitio de Jackson Martínez.

El partido dio un vuelco pronto. Propiciado por un error en cadena de la zaga colombiana en un saque de esquina botado por Neymar. ‘La Roca’ Sánchez, sin embargo, quedó señalado. Thiago Silva, sin oposición, empujó el balón a la red. Solo habían transcurrido siete minutos de partido.

Colombia pretendió reaccionar en medio de la fiesta brasileña. Fue un arrebato de rabia. Juan Guillermo Cuadrado tuvo cerca el empate con un buen disparo que terminó en saque de esquina.

Fue la dinámica que adquirió el partido. Desde ese momento alocado, roto. Un cuerpo a cuerpo descarado que benefició a Brasil, más asentado en la faena. También trabado, brusco. Sin continuidad.

No hubo juego en el centro del campo y en el vaivén Brasil estuvo cómodo. Cada vez que llegó al área cafetera dio sensación de peligro. La zaga colombiana tiritaba. El meta David Ospina sacó a su equipo de más de un apuro. En concreto de dos, ambos provocados por Hulk.
Leer la noticia completa

Brasil pasa a cuartos por penalties

neymar controla un balon durante el brasil chileFoto: AFP
Espectacular arranque del Mundial, con Brasil sufriendo hasta la tanda de penaltis para derrotar a un Chile impresionante y desafortunado; La Roja estrelló un remate de Pinilla en el minuto 120 de la prórroga en el larguero, y el penalti de Jara en el último lanzamiento de la tanda fatídica. Un castigo demasiado cruel para los chilenos que en muchos momentos merecieron más que el 1-1.

Luiz Felipe Scolari tendrá que trabajar de urgencia para conseguir que su Brasil, plagado de estrellas pero sin fútbol, sea competitivo en los cuartos de final. Neymar fue una vez más el alma del equipo, pero está por ver si tendrá suficiente combustible para tirara de la ‘Seleçao’ hasta la final.

El duelo empezó con mucha intensidad y dureza. El Chile de Sampaoli con su dibujo con tres centrales y dos puntas muy activos, Vargas y Alexis; el Brasil de Scolari, amparado en la movilidad y el talento de Neymar, finalizando las jugadas y habilitando a sus compañeros, y potente en las jugadas a balón parado.

Cada vez que los futbolistas de ambos equipos con capacidad para conducir y crear intentaban progresar con el esférico, acababan caídos en el césped. El que salió peor librado fue el barcelonista Neymar, que tras una doble entrada de Aranguiz y Medel tuvo que ser atendido en la rodilla.

Tras varios intercambios de golpes y de llegadas a las áreas en las que se reclamaron penaltis inexistentes (de David Luiz sobre Vargas en el minuto 11, de Islas sobre Hulk en el minuto 13), llegaron tres buenas ocasiones de Brasil, una de ellas con premio.

En el minuto 15 Claudio Bravo le sacó un lanzamiento de falta a su compañero en el Barça Neymar; y en el 18′, un lanzamiento de córner de ‘Ney’ acabó en la red (1-0) cuando Gonzalo Jara intentó despejar después de que Thiago Silva peinara el esférico en el primer poste.

En el minuto 25′, Neymar pudo dejar casi encarrilado el duelo cuando en un electrizante cambio de ritmo dejó clavado al ‘Gato Silva’ y se plantó en el área, pero su remate con la zurda salió demasiado desviado.

La réplica de Chile, hasta entonces, había sido limitada; más allá de un par de apariciones de Alexis Sánchez por la banda derecha; pero fue precisamente el tocopillano el que culminó una recuperación de Vargas ante Hulk y Marcelo para empatar 1-1. Alexis armó el disparo con la derecha y tiró raso, por debajo del brazo de Julio César. La sorpresa del estadio Mineirao fue tremenda.

Tras el empate, Brasil se lanzó en una carga continua sobre la portería de Claudio Bravo, una vez más con Oscar y Neymar como conductores, poniendo en apuros una y otra vez al ‘Gato’ Silva, mientras que Claudio Bravo respondía al bombardeo con garantías.
Leer la noticia completa

Brasil gana a Camerún por 4 a 1

brasil celebra su cuarto golFoto: AFP
El resultado parece más cómodo de lo que ha sido el partido y la situación, pero finalmente Brasil se ha clasificado como primera del grupo A tras vencer por 1-4 a una Camerún que opuso resistencia, sobre todo en la primera mitad, y que se marcha del Mundial sin ningún punto.

Al comienzo del partido ambas selecciones se tomaron las medidas. Parecía que Brasil lo tenía todo hecho y más cuando un error defensivo de Camerún supuso el primero del encuentro. Recuperó Luis Gustavo, avanzó por la banda y centró al centro del área, donde estaba Neymar que tocó con delicadeza el balón y lo mandó al fondo de la red.

Todo indicaba que la goleada estaba en camino pero la selección africana tomó el mando del encuentro. Tuvo dos ocasiones claras. La primera después de un disparo desde fuera del área que golpeó en Marcelo y casi entra en la portería de Julio César. La segunda en el córner posterior, ya que el remate de cabeza se estrelló en el larguero.

Pues bien, en la tercera ocasión llegó el gol del empate para Camerún. Nyom pasó por encima de Alves tras una disputa, centra desde la banda izquierda y Matip puso el balón entre los tres palos.

Ambigüedad. El encuentro tomó una dinámica combativa ya que los africanos querían darle la vuelta al marcador pero reapareció Neymar. El delantero del FC Barcelona, que fue el más activo en toda la primera parte, tomó como suyo un balón desde la banda izquierda, de internó hacia el centro y cambió la dirección del balón hacia el primer palo de Itandje y adelantando de nuevo a la ‘canarinha’, de la que se convirtió en sexto máximo goleador con ese tanto.

La segunda mitad comenzó con el tercer gol de Brasil. Gol ilegal de Fred que remató de cabeza tras un centro de David Luiz por la banda izquierda. A raíz del gol el partido entró en punto muerto. Brasil era primera de grupo y todos tan contentos.
Leer la noticia completa

Brasil no pudo con México

neymar fue el mas destacado del partidoFoto: AFP
Primer tropiezo de la Brasil de Neymar en su Mundial. Llegó en la segunda jornada, tras la controvertida victoria inicial ante Croacia y vino provocado por la intensidad que puso sobre el césped el combinado mexicano del ‘Piojo’ Herrera durante los 90 minutos. Este reparto de puntos deja a ambas selecciones con cuatro puntos a falta de la última jornada del grupo A.

Rodeados de un ambiente espectacular en Castelao, la selección mexicana aceptó el duelo físico al sol que le propuso Brasil y a los pocos segundos de partido demostró por donde se iba a desarrollar el choque. Clavó a Neymar en el suelo a los diez segundos de partido. Aviso para navegantes. No venían de paseo. Las altas temperaturas -cercanas a los 30º grados- y la elevada humedad convirtieron el encuentro en un choque de desgaste físico abrumadro, de tú a tú, sin respiros. En los compases iniciales, el partido estuvo de lo más trabado con hasta un total de cinco falta en los primeros cinco minutos.

Si en el campo, los dos combinados nacionales dirimían una intensa y preciosa batalla, en los banquillos se desarrollaba otro épico duelo. Dos personajes contrapuestos animaban a su manera a los suyos. Si Scolari se crece en los ambientes caldeados, Herrera se siente como pez en el agua. El técnico méxicano se desgañitó desde la línea de cal durante todo el partido. No dejó de dar indicaciones a todos y cada uno de sus guerreros con un mensaje claro: intensidad y precisión. El primer disparo peligroso llegó, precisamente, de su tocayo Herrera. El mediocentro golpeó desde 30 metros un balón que solo la mano derecha de Julio César consiguió detener para evitar el primer gol mexicano.

El azulgrana Neymar se mantuvo muy activo y participativo durante toda la primera mitad. Apercibido de sanción por la amarilla que recibió en la primera jornada ante Croacia, colaboró en defensa, en la recuperación de balón y, además, lideró el ataque brasileño gracias a sus cabalgadas desde la banda izquierda. La primera ocasión clara del partido llegó gracias a él. Un testarazo antológico a un centro desde la derecha de Alves tras imponerse en el salto a Márquez que solo un providencial Ochoa evitó que se convirtiese en gol. Esa acción caldeó a los sudamericanos en un repleto recinto de Fortaleza y dio alas a Brasil para volcarse al ataque en el tramo final de la primera parte. Llegaron con más solidez y volvió a tener una oportunidad única para adelantar al anfitrión. Un pase de pecho de Thiago Silva dejó solo dentro del área a Luiz Gustavo que remató a bocajarro al pecho de Ochoa, sin duda, el protagonista de los primeros 45 minutos. Eso, unido a la solidez defensiva en bloque de ambas selecciones llevó las tablas al descanso.
Leer la noticia completa

Neymar y el arbitro dan el primer triunfo a Brasil

neymar celebra el segundo de sus dos goles contra croacia Foto: EFE
Neymar da Silva y Brasil arrancan en ‘su’ Mundial como estaba previsto, goleando y con victoria, aunque no fuera con el brillo esperado. La calidad de Croacia y los errores del colegiado japonés Yuichi Nishimura ponen un tono opaco al éxito de la ‘canarinha’ que, pese a todo, demostró la calidad de sus estrellas aunque fuera en acciones aisladas.

Poco fútbol colectivo y mucho poderío individual. Estos fueron los argumentos de la Brasil de Luis Felipe Scolari que, pese a todo, dispuso del dominio del balón.

En frente una Croacia que demostró contar con un buen conjunto al que penaliza su portero. Pletikosa no supo ser decisivo en las jugadas clave y quedó la sensación de que siempre pudo hacer algo más; incluso en el penalti que lanzó Neymar y que el meta croata llegó a tocar pero se le doblaron las manos.

Desde el punto de vista del Barça, Dani Alves jugó un partido en la misma línea de los últimos tiempos. Muy activo, con más presencia en el ataque que acierto en las labores defensivas; de hecho, los laterales apuntan a uno de los principales quebraderos de cabeza de ‘Felipao’. Marcelo, tampoco muy fino, le complicó la vida además con el autogol que puso por delante a los balcánicos.

También había que seguir a Ivan Rakitic y el croata dejó un excelente sabor de boca. Desde la posición de medio centro colaboró con Modric para tejer el juego croata sin descuidarse en la presión. Sus pases profundos armaron en muchas ocasiones los peligrosos contragolpes que Perisic y Vrsaljko condujeron por las bandas.
Leer la noticia completa