España gana por 3 a 0 en su despedida del mundial

villa celebra un gol en el australia espanaFoto: EFE
España se fue del Mundial de Brasil triste y cabreada, consciente de que no ha sido capaz de estar a la altura de su palmarés y de su fútbol reciente. Era una cita en la que una generación de leyenda quería redondear un ciclo glorioso, pero se comprobó que quizás forzó al límite su talento y sus fuerzas.

Al menos, el 0-3 a Australia sirvió a España para ahorrarse un último sofocón ante los hostiles aficionados brasileños y no dejar a cero su casillero de puntos en el Grupo B. La gloria queda para holandeses y chilenos.

Del Bosque dibujó un equipo muy diferente, incluso más de lo que algunos se esperaban. No jugaron Xavi, Piqué, Busquets, Casillas… Pero tampoco Cesc o Mata.

El seleccionador quiso dar minutos a los que menos protagonismo habían tenido, pero también quiso poner en su sitio a más de uno, y dejó entrever lo complicada que ha sido la última semana en el seno de la concentración de La Roja tras los fiascos ante Países Bajos (1-5) y Chile (2-0).

El rival era una Australia privada de su jugador más peligroso, Cahill, con poco talento pero mucha energía. A España, espesa en el arranque, le tocó contener las acometidas de los ‘aussies’ que, pese a todo, nunca llegaron a ser capaces de inquietar seriamente la portería de PepE Reina.

Poco a poco, Iniesta y Koke, los encargados de manejar el juego, fueron cobrando protagonismo y llevando el juego hasta las proximidades de la portería de Ryan. Sus reiteradas conexiones con David Villa llevaron a que, por fin, ‘El Guaje’ viera puerta a los 36 minutos con un remate espectacular, un taconazo que hizo callar por un instante a los aficionados brasileños, abiertamente posicionados contra España.

El 0-1 acabó de aposentar el juego de España y le permitió entrar en el segundo tiempo sin la angustia que le atenazaba en el Mundial, incapaz de marcar un gol de jugada. Impulsados por Koke e Iniesta, y después por Cesc, llegaron las ocasiones de gol y Fernando Torres también vio puerta (69′).
Continue Reading

Holanda da una pago gigante para clasificarse

depay celebra el ultimo tanto del encuentroFoto: EFE
Holanda, entronizada tras vencer a España 1-5, rozó el abismo ante Australia, que perdió 2-3 pero dignificó el fútbol con un partido portentoso en el que estuvieron a punto de dar la sorpresa y dejar a sus rivales a expensas de un encuentro ante Chile en la última jornada que podría haber sido de infarto.

Con esta victoria, el equipo de Louis van Gaal no precisa más que un punto para asegurarse la clasificación, sin mirar a Chile o España y, hasta derrotado por los chilenos tendría posibilidades.

Cuando Holanda se presentó en el estadio Beira Rio de Porto Alegre, todo era euforia por su escandalosa victoria ante España. Aunque la intentaran aplacar con declaraciones amistosas, no eran creíbles. Arjen Robben dijo que él y sus compañeros no tenían la cabeza en las nubes. Su entrenador, Louis Van Gaal, el día antes, afirmó que debían mantener los pies en el suelo. Pero no fue así.

Holanda saltó al campo con el mismo sistema que ganó a España. Con cinco defensas, de ellos, dos laterales largos. Lo hizo ante un equipo aparentemente menor. Y ese sistema le hizo parecer pequeño. Los hombres de Van Gaal se dedicaron a ceder la pelota y a esperar un contragolpe. El dominio total, para Australia, que dio un baño a su rival en la primera parte.

Australia era el vagabundo. Desahuciado tras perder ante Chile 3-1, nadie creía en los “aussies”. Estaban destinados a perder todo e, incluso, desde España, se hacían cábalas sobre los goles que iban a marcarles en la última jornada del grupo. Pero esos “vagabundos” trasladaron a su problema a Holanda. Ellos sí que vagabundearon por el campo en los 45 minutos iniciales.

En ellos, sólo Robben, con una carrera atómica de 40 metros, fue capaz de marcar un gol para los suyos. Fue el 0-1, en el minuto 20, una injusticia total que fue eliminada con el estratosférico tanto de Tim Cahill. Lo hizo un minuto después, a lo Marco Van Basten en la final de la Eurocopa de 1988.

No tan esquinado como el del mítico delantero holandés, pero sí que fue igual de eficaz. Cahill recogió un balón del cielo para golpearlo con su pie izquierdo y dejar sin aliento al público del Beira Rio. Un golazo total. Tal vez sea de los mejores del Mundial.

Esa diana hizo justicia a un equipo que antes del descanso pudo desnivelar la balanza por medio de Mark Bresciano y de Matthew Spiranovic, pero fallaron en el último suspiro. No aprovecharon las internadas de Matthew Leckie, el más destacado de Australia en una primera parte que sin duda mereció acabar por delante en el marcador.
Continue Reading

Alexis Sanchez el mejor en el Chile & Australia

alexis sanchez en el chile vs australia Foto: AFP
Chile sufrió este viernes para vencer a Australia por 3-1 en el debut de ambos en el Mundial de fútbol de Brasil y podría llegar a eliminar a España el miércoles en la segunda jornada del Grupo B y asegurarse el pase a octavos. Alexis Sánchez en el minuto 12 y Jorge Valdivia en el ’14 adelantaron al conjunto sudamericano, que dominó una primera parte con derroche físico y de juego en la calurosa noche de Cuiabá. Sin embargo, Tim Cahill redujo distancias para Australia en una jugada aislada en el ’35, y en la segunda mitad el equipo oceánico equilibró fuerzas y puso en dificultades el arco chileno con balones aéreos, pero Jean Beausejour puso el 3-1 definitivo en el tiempo de alargue.

Chile fue fiel al estilo de fútbol ofensivo que había prometido también para el Mundial su técnico, Jorge Sampaoli. Finalmente estuvo como titular Arturo Vidal, ya recuperado de la lesión de rodilla. Mostró mucha movilidad al igual que Jorge Valdivia, ambos siempre cerca de los delanteros, Alexis y Eduarco Vargas. El conjunto sudamericano impuso un alto ritmo desde el inicio. La pelota viajaba a la velocidad de la luz de pie a pie entre los jugadores chilenos, aplicados además en la presión extrema, y adelantada sobre la defensa australiana.

En el minuto 12 abrió el marcador Chile con una jugada por la derecha, el costado por donde más facilidad encontró. Alexis, siempre desiquilibrante con su regate, combinó con Charles Aránguiz, cuyo centro no pudo ser rematado por Vargas. La pelota, sin embargo, le cayó a Alexis, que perforó el arco de Maty Ryan desde cerca. El Arena Pantanal de Cuiabá, con mayoría chilena en las gradas, estalló con el gol.

En el minuto 14, de nuevo Alexis rompió la defensa con un dribling y cedió a Valdivia, que disparó desde dentro del área para poner el 2-0. La tórrida noche de Cuiabá, con 33 grados y humedad, era plenamente roja, en el juego y en el marcador, y la afición celebraba con gritos de “olé, olé” las continuas combinaciones de los hombres de Sampaoli.

Hasta el minuto 19 no hubo noticias ofensivas de Australia con un disparo lejano de Tommy Oar. Los “socceros” estaban desbordados en defensa. Vidal, en el min.23, pudo haber hecho el 3-0. Pero en una jugada aislada, Australia volvió a la vida. Cahill cabeceó en el ’35 un centro largo desde la derecha. El veterano delantero de 34 años marcó así en su tercera Copa del Mundo y recortó diferencias al aprovechar la falta de altura y de marca de Gary Medel, centrocampista reconvertido en defensa.

Un minuto después, Cahill pudo incluso empatar, pero lo evitó el arquero Claudio Bravo. De repente, Australia encontró los espacios que dejaban a su espalda los laterales chilenos, Mauricio Isla y Eugenio Mena, casi siempre más cerca del área rival que de la propia.

Australia se fue al descanso viva y dejando dudas en el esquema defensivo de un Chile ultra ofensivo -para lo bueno y lo malo-, que monopolizó el juego y las ocasiones, pero que sólo ganaba por la mínima.
Continue Reading