Los equipos españoles arrasan en la Champion League

Los 3 equipos que juegan la competición de la Champion League (FC Barcelona, Real Madrid y Valencia FC) arrasaron en sus enfrentamientos contra el Panathinaikos, Ajax y Bursaspor respectivamente.

PANATHINAIKOS 0-3 BARCELONA


El Barcelona se aseguró la primera plaza del grupo tras imponerse en Atenas al Panathinaikos por 0-3. Los de Guardiola, sin forzar demasiado, se llevaron un partido en el que pudieron marcar más goles. Pedrito, por partida doble, y Messi firmaron los goles.
Los griegos dejaron la posesión al Barça y se dedicaron a esperar una contra milagrosa que llegó… y paró Valdés.
No le hizo falta al Barça hacer su mejor partido para ganar y, de paso, asegurarse el liderato del grupo D. Los azulgrana jugaron bien y dominaron con autoridad, pero dieron la impresión de que, si el partido lo llega a requerir, podían haber sido más rápidos.
Guardiola se tomó el partido en serio y lo demostró saliendo al Spirous Louis con la artillería pesada. Nada de pensar con el Clásico. Xavi, Iniesta, Messi, Pedrito y Villa. Sólo Busquets y Maxwell descansaron. El brasileño fue sustituido por su paisano Adriano, que rayó a un altísimo nivel.
Ferreira no se complicó con el planteamiento del partido. La pelota para el Barça, todo el equipo metido en la cueva y a intentar sorprender con una contra o un balón largo a la espalda de los defensas. Al principio parecía que el choque se le iba a atascar a los culés. La defensa helena estaba bien plantada y los cerebros blaugranas no encontraban huecos. De hecho, la primera gran ocasión del partido fue para el Panathinaikos. La defensa barcelonista apuró para tirar el fuera de juego y se equivocó. Cissé se escapó y se plantó solo ante Valdés, que le sacó una mano memorable para evitar el tanto.
Eso fue todo lo que ofreció el equipo griego en ataque. Con el miedo en el cuerpo el Barça empezó a llegar con peligro. Pedrito inauguró el marcador tras culminar una puerta atrás con Alves en la frontal del área. El lateral, como Adriano, fue un puñal durante todo el partido. El marcador no se movería más en la primera parte, pese a que el Barça llegó… y mucho.
Después de la reanudación, el Barça terminó por sentenciar el partido definitivamente. Lo hizo a su manera, con fútbol de toque. Messi, como costumbre, marcó su golito. Puso el broche a un jogadón de equipo de los que uno no se cansa de ver. Poco después, Pedrito cerró la cuenta goleadora de la noche al aprovechar una asistencia de Iniesta a lo Laudrup, mirando para otro lado.
Con el 0-3 el partido no tenía ya ningún interés. El Barcelona dosificó fuerzas y tampoco quiso apretar demasiado a su rival. Salvo la aparición de un espontáneo que llegó hasta Messi para hacerle una peineta y los típicos incidentes de estadio griego, no sucedió mucho más. Final de la maldición ateniense, tres puntos, a octavos como líderes y, ahora sí, a por el Clásico.

AJAX 0-4 REAL MADRID


El Real Madrid mantuvo su idilio con el Amsterdam Arena, donde se paseó al ganar 0-4 al Ajax. Doce años después de lograr la Séptima volvía a este campo talismán para certificar que será primero de grupo, por lo que jugará la vuelta de los octavos de final en su estadio, en un partido en el que marcaron Benzema -un soberbio gol-, Arbeloa y dos Cristiano Ronaldo, uno de penalti.
A pesar de estar el Clásico a la vuelta de la esquina y de que el once blanco -en esta ocasión morado- presentaba cinco caras menos habituales, el Madrid demostró que juega todos los partidos con una intensidad asombrosa. El hambre de este equipo no tiene límites y, aunque le valía un empate en Ámsterdam para asegurarse la primera plaza, salió al campo como si de nuevo se estuviese jugando la Séptima.
Por si pudiera sonar exagerado, ahí están los números para reafirmarlo: 20 tiros por 10 del Ajax, siendo 10 a puerta por uno de su rival. Además, sólo hizo nueve faltas y recibió 25. Pero, por encima de estadísticas, quedan las sensaciones. Los de Mourinho dominaron, jugaron a su antojo y no sufrieron sin balón. Vale que este Ajax no es el de otras épocas, pero se estaba jugando mucho, tanto como seguir vivo en Champions.
Si algo puede definir el partido del Madrid es el primer tanto. Fue uno de esos que merece verse varias veces y, a ser posible, desde el principio de la jugada. Pase en largo de Xabi Alonso al corazón del área, Ozil se la deja de tacón sin dejarla caer a Benzema y en francés resuelve poniendo el balón en la escuadra. Tardó 36 minutos en llegar, pero era cuestión de tiempo.
Antes del descanso Arbeloa pudo ampliar diferencias y dejar sentenciado el partido con otro buen gol con un poco de ayuda de El Hamdaoui. El lateral tiró desde lejísimos un rechace a una falta de Cristiano que rozó en la bota del jugador del Ajax lo suficiente para despistar a Stekelenburg, que pese a los cuatro tantos fue el mejor de su equipo.
Al descanso se llegó 0-2 pero pudo ser por más, sobre todo si el colegiado escocés -o más bien su ayudante en la línea de fondo, que estaba al lado de la jugada- hubiese señalado un claro penalti sobre CR7. De todas maneras, el Madrid no bajó el pistón en la segunda mitad y siguió buscando goles. Cristiano tuvo la primera nada más reanudarse, pero entre el portero y el larguero lo evitaron.
El portugués pudo resarcirse más adelante cuando Di María -que entró por Pedro León-, le dejó el tercero en bandeja tras un error grave del Ajax. La cuenta la cerró él mismo desde los once metros gracias a una pena máxima que provocó Ozil después de volver loco a su marcador.
Fue el momento de dar entrada a Canales y Mateos, que debutó con el Madrid, y para evitar problemas con las tarjetas. Xabi Alonso y Sergio Ramos, que habían sido amonestados, provocaron la segunda amarilla después de una instrucción en cadena de Mourinho que pasó a Dudek, éste a Casillas y éste a los dos expulsados. De esta manera la doble amarilla se transforma en una roja y así se aseguran llegar a octavos con una sola amarilla -se cumple sanción por acumulación de tres-. Cumplido el trabajo, ya toca pensar en el Clásico.

VALENCIA 6-1 BURSASPOR


El equipo de Unai Emery se dio una fiesta en Mestalla ante el flojo Bursaspor (6-1) y se clasificó para octavos, gracias la victoria del Manchester United en Escocia (0-1). Ahora, se jugará el primer puesto ante el equipo inglés en Old Trafford, valiéndole la victoria para encabezar el grupo y buscar un rival más asequible en la siguiente ronda.
El Bursaspor sólo inquietó hasta el gol de Mata, contando con tres ocasiones claras que llevaron las dudas a Mestalla. Yildrim, en el minuto 12, se plantó sólo ante Moyá, pero su vaselina se fue fuera por poco. La historia de igualdad del partido terminó con un penalti a Aduriz, que Mata anotó para abrir el camino.
A partir de ahí, el Valencia se gustó con un fútbol rápido pero no exento de toque, con grandes combinaciones en banda y grandes ejecuciones en los goles. Mata y Joaquín manejaron a su gusto y se erigieron en líderes de su equipo. Todo ello, eso sí, propiciado por la defensa del Bursaspor, que celebraba el día de la madre.
Soldado, Aduriz y un disparo sensacional de Joaquín ponían el 4-0 en apenas 37 minutos. Inigualable. Sin bajar los brazos, pero no al mismo ritmo, el Valencia siguió buscando más goles en la segunda parte. Pudieron ser alguno más de los seis finales (otra vez Soldado y Chori Domínguez) y en anécdota queda el primer gol del Bursaspor en Liga de Campeones (Pablo Batalla).
Hubo minutos para Isco y Chori Domínguez, y la nota negativa es una nueva lesión, la de Miguel Ángel Moyá, que tuvo que ser sustituido por Vicente Guaita tras despejar un balón con la pierna derecha. César, ya de vuelta, no dará opción a Guaita en la titularidad.
De este modo, una jornada antes, el Valencia ya está en octavos y medirá su potencia en esta Champions en un partido de altura, en Old Trafford, en dos semanas. En Mestalla ya fue mejor el equipo de Emery. En Old Trafford, ante un Manchester invicto pero más irregular que otras temporadas, veremos la verdadera cara del Valencia, que visitará el fin de semana previo al partido el Bernabéu.
Fuente: marca.com

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *